La importancia de compartir tu pasión

“A mí lo que me encanta es compartir los sentimientos que la pista me provoca”, nos cuenta la atleta internacional Marta Pérez Miguel
Marta Pérez Miguel -
La importancia de compartir tu pasión
La importancia de compartir tu pasión

Me gusta tener a quién abrazar cuando llego a meta. O a quién buscar con la mirada en las gradas mientras resumo en un par de gestos atropellados la carrera. Me encanta tener con quién compartir una cerveza cuando las luces del estadio ya se han apagado. Que los deportes individuales no lo son tanto, está claro. El equipo que te ayuda a que se cumplan tus (en realidad vuestros) objetivos deportivos es fundamental. Una vez hecho el trabajo, ese apoyo profesional te acompañará siempre en la pista, en cada metro y en cada decisión tomada, aunque esté a kilómetros de distancia. Pero no es eso a lo que me refiero; a mí lo que me encanta es compartir los sentimientos que la pista me provoca. Ahí, en el momento. Cuando las declaraciones son más sinceras y el calor de los abrazos más intenso.

La importancia de compartir tu pasión

La importancia de compartir tu pasión

Supongo que en esto es determinante tu pasado. Seguro que hay a quién le gusta vivir el deporte en soledad, que sea una especie de refugio personal que no tiene ni las ganas ni la necesidad de compartir. Disfrutar con su tranquilidad y su independencia. Yo, desde pequeña, he estado acostumbrada a tener alguien que me sujetara la mochila mientras yo me iba a calentar, y ahora cuando no lo tengo, lo echo de menos. Antes de competir necesito calma, silencio y soledad. Pero una vez que me he quitado los clavos, soy inmensamente feliz en esas curiosas cenas en las que se juntan padres, hermanos, amigos, entrenadores, amigos de amigos, familias de compañeros… Soy igual de feliz cuando sólo está allí uno de ellos. Pero cuando no hay nadie, me cuesta volverme al hotel sola.

Publicidad

Mi motivación en la pista nunca ha dependido de la grada. Tampoco busco en ellos consuelo ni reconocimiento. Simplemente me gusta compartir esos momentos porque es así como para mí se vuelven importantes. Con quienes forman parte de esto y comparten cada una de mis tardes en la pista. Pero también con quienes no se juegan nada, ni tienen muy claro siquiera qué es lo está en juego. Me hace ilusión ver metidos en este mundo a amigos míos que antes eran totalmente ajenos a él. Se me ilumina la cara cuando descubro que han comprado una entrada y están ahí, sentados viéndome correr al lado de mis padres, en una pista cubierta que, madrileños de pro, ni siquiera sabían que existía.
Quizá por eso, en general, a los deportistas nos gusta tanto competir en casa. El estadio estará de tu parte, pero sobretodo dentro de ese estadio estará mucha gente que te importa. También es cierto que a la hora de competir prefiero un estadio lleno, vibrante, que me empuje durante cada uno de los 1500 metros que dura mi prueba. Sea en mi casa o con dos aviones de por medio. Pero nada de esto tiene que ver con ello. El problema de la falta de público y el cómo captar espectadores en ciertas competiciones atléticas son temas que no sabría ni cómo empezar a abordar. Esto trata de algo mucho más simple y personal, de algo que se escapa del deporte.

La importancia de compartir tu pasión

La importancia de compartir tu pasión
Publicidad

Hace poco más de un mes mis compañeros de la universidad eligieron sus plazas de médico interno residente. El proceso dura varios días, pero cada vez que uno de ellos salía del Ministerio con la boca seca de los nervios y su destino para los próximos años en el bolsillo, los demás le esperaban en la puerta con los brazos abiertos. Simplemente para compartir el momento, para arropar esa decisión ya tomada, fuese más o menos afortunada. Yo estaba fuera pero durante varios días no pude despegarme del teléfono.

Cada uno tiene su personalidad, sus límites y sus propias barreras pero siempre he creído que es bonito, y de agradecer una y mil veces, ver cómo se involucran en tus proyectos aquellos que te importan. Tanto como involucrarte tú en los suyos. Ya sea a pie de pista o desde la distancia; donde por supuesto también puedes ser el mayor de los apoyos. Porque aunque a mí me guste la cercanía, no es eso lo realmente importante. Sino el tratar de compartir la pasión, aunque sólo sea la de ver al otro entregado.

La importancia de compartir tu pasión

La importancia de compartir tu pasión
Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...