Mamis a la carrera: 5 ejemplos a seguir

En el Cross de Atapuerca había muchas madres, populares e ilustres. Éstas son sus historias, su experiencia, sus consejos. 5 mujeres, madres y atletas.
Rocío Martínez -
Mamis a la carrera: 5 ejemplos a seguir
5 historias de mamás atletas

Yo no soy madre, pero admiro mucho a las mamis que corren, me impresiona cómo son capaces de encontrar tiempo… y fuerzas para entrenar cuando a mí, que no tengo hijos, hay días que me falta de todo. Sobre esa idea giraba este año el vídeo promocional del XII Cross de Atapuerca, que contaba la historia de Ana, una mami de nada menos que tres peques, que a sus 41 años, se volvía a calzar las zapas en el mejor cross del mundo, y que conste que esto no es amor de burgalesa, es que lo es, por la participación de los mejores, porque hay más de 5.000 atletas corriendo, de 12 países, de todas las comunidades autónomas, de todas las edades, y probablemente por la sensibilidad de contar los valores del atletismo a través de una historia, quizás muy parecida a la tuya, una madre que corre.

VÍDEO DEL CROSS DE ATAPUERCA

Y quizás diréis, pues estupendo, pero si tú no eres madre, poco me vas a contar que me interese. Y tenéis razón, por eso os lo van a contar madres que corren. En el Cross de Atapuerca había muchas, populares e ilustres, éstas son sus historias, su experiencia, sus consejos. A mí me han emocionado, impresionado.

Nuria Fernández, 39 años, campeona de Europa de 1.500 en Barcelona 2010, subcampeona en 2011, 12 veces campeona de España y etc. Madre de Candela, Valentina y María  “Gimnasio, gimnasio y gimnasio” 


A sus 39 años este domingo en Burgos volvía a la competición¡ tan sólo seis meses después de dar a luz a su tercera hija!, María. Antes llegaron Candela (8 años) y Valentina (2 años). Pues bien, Nuria fue la décimo novena, corriendo 8 kilómetros (DE CROSS) en 27:39: “Estoy muy feliz, era mi primera carrera y estoy muy contenta, que acabo de dar a luz a la tercera y ya no tengo 20 años. He empezado muy tranquila, respeté la cuarentena y empecé a correr. Estaba muy emocionada, la verdad es que el vídeo me llegó al alma, ese vídeo es mi vida, tenía que estar aquí, y eso que las niñas han estado malas, llegaba fatigada de estar con las tres y caí enferma, pero me dije, voy a intentarlo”. Ya veis que Nuria no es ajena a lo que ocurre en cualquier casa.

“Cuando me quedé embarazada en 2007 me decían, estás loca, no vas a volver a ser atleta de élite, pero volví, y conseguí mis mayores logros después de ser madre, cuarta del mundo y campeona de Europa, por ejemplo. Si tú piensas que se puede, se puede. Lo que sí recomiendo es mucho gimnasio y trabajar mucho el core, el centro del poder. A las mujeres nos baja mucho la testosterona, los músculos pierden elasticidad y nos cuesta mucho más que a los hombre quemar grasa. Con el gimnasio puedes evitar lesiones y correr mejor. Es tan importante como correr, o más, hay que salir armada a correr. Madres y mujeres en general, gimnasio, gimnasio y gimnasio, es lo que están  trabajando ahora también las celebrities. A ver, no te vas a quedar como con 20 años, milagros a Lourdes, pero se nota”.

Es el consejo de una mujer que se ha marcado un nuevo récord,  cumplir los 40 (16 de agosto de 2016) en los Juegos Olímpicos de Río: “Quiero ser la primera mujer que con 40 años corra una distancia corta, me gustaría hacer 1.500 ó 5.000, no sé si lo conseguiré pero ganas e ilusión tengo”. Y en esto, y seguro que esto también os suena: “Tengo a toda mi familia volcada, si no fuera por ella, no podría”.

Publicidad

Ana Álvarez, 41 años, protagonista del vídeo, atleta popular del Club de Atletismo Valle de Mena. Madre de Jon, Laura y Valeria. “Ni la edad ni los hijos son obstáculo” 


No, no es una actriz, Ana existe y corre. Este domingo en el XII Cross de Atapuerca corrió el popular, con su collar y se hizo 5 kilómetros en 22 minutos. Tiempazo del que fueron testigos sus tres niños, Valeria, 10 años (también sale en el vídeo), Laura, 6 y Jon 5, que además, como el papi Iñaki, también corrieron. Sobre el terreno Ana pudo comprobar que su historia caló: “He disfrutado muchísimo, la carrera me ha parecido preciosa, me ha dado la sensación de volar. Muchas mujeres me han reconocido por el collar y era muy emocionante porque algunas me han parado para enseñarme el collar que les habían hecho sus hijos para la carrera. No sé si me he convertido en un ejemplo, pero algunas me han dicho que han vuelto a correr después de ver el vídeo, una madre me ha dicho que va a empezar a correr. Lo de ser madre y hacer deporte lo he compaginado como he podido, me daba pereza, había ganado peso y me costaba pero me lo tomé como una carrera de fondo y cuando mi marido tenía algún rato libre fui saliendo a correr hasta que he recuperado mi forma. Lo que sí les diría a las madres es que no lo dejen nunca, que en cualquier carrera popular ves mujeres, no necesariamente jóvenes, que no han abandonado las ganas de correr. Ni la edad ni los hijos son obstáculo, nunca es tarde para ponerse las zapatillas y empezar a correr, creo que el Cross de Atapuerca con este vídeo quería potenciar eso”. Y a fe del éxito de un vídeo que se ha convertido en viral, objetivo, cumplido.

Publicidad

Zulema Fuentes Pila, 38 años, cuatro veces campeona de España y olímpica en 2008. Madre de los mellizos Iris y Mario. “Con esfuerzo y organización se puede conseguir”

Zulema fue tercera en un campeonato de España, ¡estando embarazada! Una historia sin duda curiosa: “En octubre de 2014 fui al campeonato de España de milla en Puerto Lumbreras (Murcia) y me encontré muy mal. Eché el resto para ser bronce, en mi vida he tenido una sensación tan mala. Cuando volví a casa me enteré de que estaba embarazada de mes y medio, ¡y de dos!”.

Seis meses y medio después de que nacieran esos dos niños “guapísimos”, Zulema, como ella quería, estaba entre las mejores. Décima, séptima española, en un cross, el de Atapuerca, en el que corrrían las 20 mejores del país. A la hora de aconsejar, sigue la línea de Nuria, “una crack”: “En cuanto cumplí la cuarentena me metí al gimnasio. Había engordado 23 kilos, pero enseguida recuperé mi peso. Darles el pecho, el trajín de no parar te hace recuperar la silueta, otra cosa es la forma”.

En este camino también hubo miedos: “Cuando me vi engordar no sabía si iba a volver a calzarme zapatillas como profesional, pero lo he conseguido”. Y anima a todas las madres a que ellas también lo hagan, cada una en su nivel: “Que no se abandonen, que con esfuerzo y organización se puede conseguir. Me da pena ver a madres que se abandonan, que parece que cuando eres madre se acaba el mundo. Es verdad que no es tarea fácil ser madre, el biberón, la ropita, ir todo el tiempo a la carrera, antes tenía tiempo para descansar, ahora no, pero veo la carita de mis bebés y me llena tanto… Estoy muy feliz. Estuve sin correr de noviembre a septiembre porque en el quinto mes se complicó un poco la cosa y estuve ingresada”. Afortunadamente todo salió bien y están muy sanos. Y aunque tuve que dejar de correr, me mantenía activa. Es verdad que cuesta, que engordas mucho, que no te puedes atar los codones, pero hay que moverse, meterse a la piscina, andar, yo andaba hora y media. Tu cuerpo te lo va a agradecer, aunque no seas profesional. Hasta que no he sido madre no me he dado cuenta del valor de una mujer que compagina todo, hay valorar a las mamis, como el ejemplo que ha dado Nuria con 39 años.

Publicidad

Jacqueline Martín, 41 años. 14 veces mundialista de cross. Madre de Carlos. “Lloré mucho los tres primeros meses, pero cuando vuelves es un gustazo” 


Como Nuria, también Jacqueline fue en este sentido pionera. Fue madre y siguió siendo atleta: “Carlos nació en enero de 2007, cuando yo tenía 32 años, y conseguí volver, precisamente regresé en el Cross de Atapuerca de ese año, ¡y quedé sexta española! Imagínate cuando he visto el vídeo, pensé ¡qué casualidad, qué bonito! Claro que todo es diferente, los atletas siempre pensamos en nosotros, en nuestro descanso, el entrenamiento, pero ahora la prioridad es Carlos. Si una noche no puedes dormir, pues al día siguiente haces el entrenamiento según tu estado, todo gira alrededor del niño, pero es un cambio a mejor”.

Es verdad que antes de ser madre, fue campeona de España de cross dos veces, pero tras ser madre ha sido tres veces cuarta y ha seguido yendo al Mundial de Cross. Tiene 14 participaciones en su haber, sólo dos atletas del mundo han ido más veces a un Mundial.

Y no esconde que no es fácil: “La incertidumbre de qué va a pasar, yo decía, voy a volver,  pero lo decía con la boca pequeña. Carlos fue un niño grande, es un esfuerzo, hay muchas dudas, yo lo pasé mal porque pesó cinco kilos, fue parto natural, y los tres primeros meses lloré mucho, pero cuando vuelves, ¡es un gustazo!” Por eso recomienda a las madres y embarazadas que tiene en su grupo de entrenamiento de Ávila “que continúen corriendo, que vuelvan a correr después de ser madres”.

Publicidad

Elena Jiménez, 42 años. Atleta popular. Madre de Jorge, Laura, Carolina, Amelia y Chechu . “Corriendo sólo soy yo” 


“¡Ahí la tienen, y madre de cinco hijos!” y el público rompía en aplausos. Merecidísimos aplausos. Era la voz de Pablo, acompañando a su mujer Elena, a la madre de sus cinco hijos, corriendo la carrera popular del cross de Atapuerca. Tuve la gran suerte de compartir con ella esa carrera, de ver las caritas de sus tres pequeños, Carolina (9), Amelia (6) y Chechu, que aún no ha cumplido tres, felices, aplaudiendo a su madre, dándole los mejores gritos de ánimo del mundo: “Ver a Chechu gritándome como un poseso es lo más, como compartirlo con Pablo. Aunque sólo podemos correr juntos en las carreras, para los entrenamientos nos tenemos que turnar con los niños. Él (creador y alma mater de DrinkingRunners) fue el que me animó a correr, el que me ha dicho que no importan los tiempos, él está muy orgulloso ya sólo por el hecho de que me calce las zapatillas”.

Y yo corría a su lado, la miraba y me preguntaba cuándo encontrará tiempo para correr, porque ahí donde la tienen ya ha terminado una carrera de 13 kms, así que decidí preguntárselo: “Empecé a correr con dos amigas, que también son madres, de dos y de tres, entrenamos los lunes a las nueve de la noche y los miércoles y viernes a las seis de la mañana. Y esas cosas se les quedan a los niños, se sienten orgullosos, ven el esfuerzo de sus padres, aprenden del ejemplo de una madre que madruga para correr, que les deja hecha la cena antes de irse a entrenar”.

Su próximo objetivo, la media de Madrid en abril, un pasito más para una runner que ha encontrado en correr “una sensación de libertad, porque ahí soy sólo yo, no son los niños, no es Pablo, no es el trabajo. Les diría a las madres de verdad que se animen, no sólo te sientes bien físicamente, es que vuelves a casa como la seda, quemas adrenalina, para el bienestar de la familia viene fenomenal”. En su familia corren todos, el más pequeño no se pierde una carrera de chupetines, aunque en realidad Chechu, como buen niño, se pasa la vida corriendo y, claro Pablo y Elena, detrás de él. Tirando de humor, el orgulloso padre y marido dice cuando ve a Elena corriendo por la calle detrás del peque de la casa: “Son las series cortas que hacemos como entrenamiento”.

A las cinco, GRACIAS, por contarme vuestra historia, y por ser un ejemplo para todas las mujeres, madres o no madres. ¡Bravo por vosotras!

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...