Sin fecha de caducidad

Tú decides tu propia edad, o al menos tu edad atlética.
Aurora Pérez -
Sin fecha de caducidad
¿Cuándo somos veteranos?

Eres veterana cuando tú te sientes veterana, no vamos a acotar tanto los sentimientos personales. Ni treinta y cinco, ni cuarenta, ni cincuenta años. A nivel de la calle, en ausencia de sensaciones deportivas que nos marquen unas normas, eres lo que eres, vales lo que vales, y tu edad es la que es.

Pasada la etapa de indefinición cronológica entre el “tú” y el “usted”, según la percepción del que te nombre, la naturaleza y la genética, amen de tus cuidados personales, te darán un envejecimiento más o menos prematuro o más o menos tardío, y así pensaremos en nosotros como mayores o no.

Aunque los estudios estadísticos y las encuestas dicen que en general nos encontramos bien con nuestros años y que estamos satisfechos con nuestro cuerpo, lo cierto es que la edad del cambio existe, sino radical, si al menos paulatina, e igual que en la vida normal en la deportiva
esto es también relativo. Patrones de conducta marcan la madurez de una u otra forma y hacen pensar en un punto de inflexión cuando tras la etapa de indefinición a la que aludía antes se dirigen a nosotras como  “señora” y en nuestra ausencia no somos “esa joven”, sino “esa señora”. 

Me preguntaban en una ocasión, tras uncampeonato de veteranos, si a los 70 años seguiría corriendo, si notaba los cambios como deportista y en qué medida esto me afectaba. Y mi respuesta: “como en la vida misma”. Se van asimilando o no las distintas etapas, como en la vida misma, uno va madurando y avanzando o no, como en la vida misma, y esa asimilación o no, te hace crecer o no como deportista al tiempo que como persona. Como en la vida misma.

Desde hace años me vienen inquiriendo también por qué sigo corriendo, que ya está bien me dicen… Quizá por algo de rebeldía ante la insistente pregunta, pero sobre todo porque me gusta como forma de vida, sigo en ello, pues demasiadas imposiciones hay ya en todos los ámbitos para que a nuestra edad nos marquen también en esto. Por eso si me preguntan o yo misma me planteo: “¿Te gustaría volver a tener 20 años?”. Pues sí, pero con lo que ahora sé. Para poder cambiar lo que me hubiese gustado que fuera de otra forma, para anular las frustraciones y mantener los logros conseguidos. Pero esto “señoras”, me temo sea imposible. Por tanto no mas preguntas, la fecha de caducidad para mi deporte la pongo yo.

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...