¿En qué piensas mientras corres un maratón?

El maratón es tanto un desafío mental como físico, pero estos trucos pueden ayudarte
Ashley Mateo -
¿En qué piensas mientras corres un maratón?
¿En qué piensas mientras corres un maratón?

¿Qué crees que se rinde primero en una carrera larga: tus piernas o tus pulmones? Para la mayoría, el cerebro es el primero en abandonar (si has entrenado bien), y no es tan sorprendente. En este mundo de alta estimulación y gratificación instantánea en el que vivimos, hacer una sola cosa durante más de cuatro horas (de media) es un desafío.

Mantener tu cerebro ocupado podría ser la clave para mantener tu ritmo y cruzar la línea de meta con marca personal, o al menos, una sonrisa en tu cara. Ya que sabemos que es mucho más fácil decirlo que hacerlo, hemos pedido a algunos profesionales que compartan sus mejores consejos para mantenerte mentalmente conectada la próxima vez que estés en mitad de carrera.

Visualiza tu entrenamiento

Visualizar la línea de meta es genial, pero recordar todo tu entrenamiento anterior puede ser aún más útil. "En mi cabeza, vuelvo a mis zonas de entrenamiento donde me siento realmente cómoda y poderos y pienso en los buenos entrenamientos que he hecho, y lo usaré para mantenerme motivada", dice la maratoniana Shalane Flanagan, que ganó el año pasado la Maratón de Nueva York.

“También tiendo a pensar en otras personas que me ayudaron: mi entrenador, mi fisio, mi familia; hicieron mucho para ayudarme a estar aquí, y eso me anima a ser una representación de sus esfuerzos y su tiempo".

Publicidad

Rompe la distancia

Pensar en 42 kilómetros antes de una carrera puede ser desalentador, pero también lo es pensar en los 20 restantes cuando estás a mitad de camino. "Me gusta dividir los kilómetros restantes en partes manejables", nos cuenta Amanda Nurse, corredora profesional y entrenadora con sede en Brookline, Massachusetts.

"Por ejemplo, solo me concentro en los próximos 5 km y me mantengo al ritmo de cada kilómetro, en lugar de pensar en tener X kilómetros por delante".

Varía el ritmo

Cuando experimentes ese momento en el que te sientes aburrida, consulta a tu cuerpo. "Por lo general, cuando me siento mentalmente fatigada al correr, me suelo haber adaptado a un ritmo (quizás incluso a un ritmo demasiado cómodo) y mi mente dice 'para ahora' o 'tengo ganas de caminar'", dice la entrenadora de adidas runners Jessie Zapotechne. Ignora lo que tu cerebro te está diciendo.

"En cambio, si acelero el ritmo, obliga a mi mente y mi cuerpo a salir del aburrimiento o la fatiga mental y volver a comprometerme activamente". Incluso un intervalo de velocidad de 30 segundos puede darte un aumento de energía suficiente para ponerte de nuevo a tope.

Publicidad

Incorpora estrategias de atención plena

Debes correr siendo consciente de ello, conectando la respiración y el cuerpo.

"Trata de perderte en la atmósfera o en el entorno real de la carrera", dice el entrenador de Nike Joe Holder. Disfruta de los otros corredores, del entorno, los espectadores y sus ánimos.

“Piensa en tu entrenamiento y esos momentos importantes en el camino. Estás corriendo 42.195 metros, la culminación de una cantidad ridícula de entrenamiento. ¡Te debes a ti misma no aburrirte!

Céntrate en otra persona

Al final, un maratón es una tarea en solitario, solo tú puedes cruzar esa línea de meta, pero animar a otros puede ser mutuamente beneficioso.

“Cuando intentamos ayudar a alguien más, también nos ayudamos a nosotros mismos. Es después de alentar y animar a otra persona que podemos obtener nuestro segundo aliento ", dice Rob Bell , psicólogo deportivo y entrenador de resistencia mental.

Publicidad

Encuentra una distracción

A veces, es tan simple como encontrar una distracción el tiempo suficiente para darte cuenta de que el malestar fue en gran medida mental más que físico, dice Jeff Douse, cofundador y director técnico de RacePace , una organización de corredores con sede en Houston.

"Un 'juego' que a menudo animo a mis atletas a jugar es 'Una línea", afirma. “Si te encuentras concentrada, mira delante de ti, encuentra una línea de corredores y cuéntalos. Y luego mira si puedes comenzar a pasarlos. Cuando llegues al final de la línea, vuelva a poner la vista en una nueva línea. "No solo te distraerá, sino que también fomentará una pequeña oleada de energía que combate el ritmo monótono de la maratón en estado estacionario”.

Construye tu red de apoyo

Es genial esperar la línea de meta, pero eso implica un largo camino por recorrer. En su lugar, llama a tus amigos y familiares para pedirles ayuda y que se desplacen a lo largo de la carrera para que puedas esperar a ver a alguien cada pocos kilóemtros, recomienda la entrenadora Meghan Stevenson.

"Para algunas personas, ese apoyo se necesita cada dos o tres kilómetros, mientras que para otras, solo es necesario unas pocas veces en la carrera", dice.

Tener caras amigables te da una razón para seguir adelante, y también es una gran motivación para no caminar. Aunque tomar un descanso está bien, es probable que no quieras que tus amigos te descubran por casualidad.

Publicidad

Observa al público

"El aburrimiento de la maratón usualmente ocurre cuando tu cuerpo y tu mente están igualmente agotados", dice Deena Kastor, tres veces olímpica en la distancia.

He revisado mi lista de citas motivacionales y mantras. He pensado en voz alta a través de mi propósito de hablar sobre mis piernas gritando. Cuando todo eso está hecho, miro a las multitudes, hacen algunos signos bastante divertidos, carteles graciosos…

Repite tu mantra

Sabes que hay partes de una carrera que van a ser difíciles. Elegir un mantra de antemano puede ayudarte a superar esos momentos de debilidad.

"Repetir mantras efectivos evita que mi mente divague y se aburra", dice la entrenadora Lora Erickson. "Me gusta usar palabras como fuerte y concentrada, o frases motivadoras como: ¡Ya lo tienes!". Piensa en algo que sea breve y muy personal.

Saber por qué estás ahí

¿Sabes cómo los instructores de yoga te hacen establecer una conexión antes de cada clase? Eso también funciona para una carrera.

“Todos tienen una razón por la que se inscriben en una maratón, una razón, una causa o una persona", afirma la entrenadora Melanie Kann. “La noche antes de la carrera, mis corredores escriben esos nombres o razones en un pequeño trozo de papel y lo colocan dentro de su zapatilla, debajo de la plantilla.

Cuando las cosas se pongan difíciles durante la carrera, sabrán que estas personas o esas cosas están literalmente moviéndose con ellos en sus últimos kilómetros.

Publicidad
También te puede interesar

No pierdas la carrera, antes de que den el disparo de salida, entrenando fuerte hasta el último día

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...