Supera tus mayores obstáculos mentales

Aunque tu pasión sea correr, es completamente normal que a veces te invada el pensamiento negativo
Jennifer Van Allen -
Supera tus mayores obstáculos mentales
Supera tus mayores obstáculos mentales

A menudo, el mayor obstáculo para correr no tiene nada que ver con las piernas, pulmones o corazón; se trata de tu mente. Toma nota sobre cómo borrar algunos obstáculos mentales comunes.

 

EL OBSTÁCULO: ¡Entrenar, duele!

¿Cómo superarlo?: ”Dale al on”, esto puede ayudarle especialmente en los primeros entrenamientos difíciles, dice Christy Greenleaf, profesor de kinesiología en la Universidad de Wisconsin. Quedar con un amigo para salir a entrenar, ver tu serie favorita mientras que entrenas en la cinta del gimnasio, preparar el listado de tus canciones favoritas que evocan recuerdos felices.

Los estudios han demostrado que escuchar música reduce el nivel de esfuerzo percibido, o lo duro que puede llegar a ser mientras estás corriendo. "Concentrar tu atención en algo más que correr, te ayudará a distraerte ", dice Greenleaf. "A medida que ganas más experiencia, seguridad y tu cuerpo se adapta al entrenamiento, puedes sintonizar más con tus sensaciones interiores." Y recuerde, es desagradable para todos en el principio. "Cada paso que das… duele al principio", dice el entrenador Jeff Gaudette, pero tienes que confiar en que te sentirás mejor.

 

Publicidad

EL OBSTÁCULO: ¡Me preocupa que todos se rían!

¿Cómo superarlo?: Engancha a una amiga para tu primer día en el gimnasio, para tu primer día corriendo en el exterior, o incluso busca un grupo para salir a entrenar. Los estudios han demostrado que hacer amigos, ya sea una persona, un grupo o a través de Internet, aumenta tus probabilidades de sentirte mejor y por ello crear un hábito. Todo el mundo se siente al principio inseguro, es normal en las primeras veces de algo nuevo.

“Estamos demasiado atrapados en la ansiedad y el miedo de ser evaluados negativamente por los demás", dice Greenleaf. "Recluta a una tripulación de apoyo de los no participantes para apoyar tus esfuerzos, ya sea tu marido, tus padres, tu compañero de habitación, tu jefe o tus compañeros de trabajo", dice el entrenador Mindy Solkin. "Cuando alguien que no está en el mundo deportivo sabe que solías estar en el sofá, apreciará como un gran triunfo que hayas salido a correr dos kilómetros", dice. "Tiene mucha importancia."

 

Publicidad

EL OBSTÁCULO: ¡Estoy demasiado ocupada!

¿Cómo superarlo?: Encuentra el momento del día en que el entrenamiento no es negociable, dice la entrenadora y fisióloga del ejercicio Susan Paul. Para la mayoría de la gente, esa es la mañana, cuando no hay reuniones programadas y los niños todavía están en la cama. "Si lo haces primero, no tienes tiempo para pensar en una excusa", dice.

Y asegúrate de que cuentas con el tiempo suficiente para que luego no se te atasque el resto del día. Si correr por la mañana significa que estás posponiendo el trabajo e incluso llegar tarde y luego tener que ir con el agua al cuello, el entrenamiento comenzarás a percibirlo como un castigo, dice Charles Duhigg. "El cerebro comienza a relacionarse con el entrenamiento de una manera negativa", dice, y será difícil convertirlo en un hábito.

 

Publicidad

EL OBSTÁCULO: Llevo una semana sin entrenar debido a diversas reuniones de trabajo trabajo (o me hice daño, me puse enferma, o… cualquier otra razón). Te sientes con una pereza terrible por el trabajo que costará empezar de nuevo.

¿Cómo superarlo?: Pulsa el botón de reinicio, y empieza de nuevo, al igual que lo harías en un videojuego, dice el entrenador Jeff Gaudette. "Deja de pensar en el pasado, y centrarte en lo que puedes controlar hoy", dice. "Pregúntate, ¿puedo correr hoy?" Y te sorprenderás de lo rápido que te recuperarás. “Incluso los principiantes se sorprenden de lo rápido que pueden volver a la pista", dice Paul. "Aún habiendo tenido dos semanas de descanso, no han perdido tanta habilidad como creen”.

 

Publicidad

EL OBSTÁCULO: ¡Estoy trabajando muy duro, pero no estoy llegando a ninguna parte!

¿Cómo superarlo?: Deber ser paciente. Muchos de los cambios positivos que están sucediendo cuando comienzas a entrenar no serán visibles en el espejo o en el reloj. "Todo el mundo espera perder el peso en un instante, y correr más rápido y más rápido", dice Paul. "La pérdida de peso llegará si eres constante, pero se necesita tiempo para acondicionar tus músculos, ligamentos y tendones", dice.

El cuerpo produce más capilares (pequeños vasos sanguíneos que transfieren oxígeno y productos de desecho dentro y fuera de las células), más mitocondrias (las estructuras productoras de energía en las células) y más enzimas que ayudan al cuerpo a usar la grasa como combustible. Además, cada vez que tu pie golpea el suelo, estimulas el crecimiento óseo, por lo que tus huesos se vuelven más fuertes y densos. "Cuando no tienes paciencia", dice Paul, "cometes el error de hacer mucho, demasiado pronto y demasiado rápido y puede dar lugar a lesiones llegando a pensar que correr es malo para ti.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...