8 alimentos saludables con exceso de sal

Sí, las corredoras necesitamos sal, pero piénsalo dos veces antes de comer los siguientes alimentos
Isadora Baum -
8 alimentos saludables con exceso de sal
Sal sin control

Cuando se trata de ingerir suficiente sodio con la alimentación, la mayoría de la gente no tiene nada de qué preocuparse: a los españoles nos gusta la sal. Pero las corredoras debemos asegurarnos de tomar la suficiente.

"Si estás demasiado baja, corres el riesgo de hiponatremia que puede provocar dolor de cabeza, náuseas, vómitos, fatiga, calambres musculares, y es peligroso a menos que se trate", nos cuenta Cheryl Scigousky, entrenadora certificada de triatlón en EE. UU. "Las corredoras necesitan sodio para mantenerse hidratadas. La cantidad de sodio que cada una necesitamos es extremadamente variable. El calor, la duración, junto con la tasa de sudoración son algunos de los factores que intervienen en la determinación de la cantidad de sodio que se necesita ", afirma.

Por lo tanto, ten en cuenta la cantidad de agua que bebes y la cantidad de sudor que produces; si notas sudor salado o manchas blancas en la ropa, y estás bebiendo agua durante tus entrenos, es posible que necesites un poco de sodio adicional antes o durante tu rutina de ejercicio. Y, si estás realizando entrenamientos de alta intensidad o más largas, como una hora o más con calor, toma una bebida que contenga sodio y electrolitos, nos recomienda.

Aún así, aunque es importante consumir suficiente sal, algunos alimentos que consideras saludables en realidad son demasiado altos en sodio. Recuerda, el equilibrio es todo.

 

Caldo de pollo

Conocido como un refuerzo de inmunidad y un remedio para el resfriado, no hay nada de malo en un tazón de sopa de pollo caliente. Pero muchas variedades enlatadas o de sobre son increíblemente altas en sodio.

"El caldo de pollo puede contener unos 2700 mg de sodio. Una alternativa mejor sería una sopa rica en nutrientes, como lentejas, guisantes o tomate ", dice la nutricionista Maggie Moon.

O mejor, prepara tu propia sopa de pollo, lo que te permite reducir la cantidad de sal.

"Hecho en casa significa que puedes controlar el sodio, pero las sopas envasadas también están bien, solo revisa la etiqueta para asegurarte de que el sodio no sea muy alto", dice, y señala que 600 mg o más es demasiado alto.

 

Publicidad

Queso curado

El queso es rico en calcio y proteínas para fortalecer la masa ósea y reparar los músculos, por lo que es un buen alimento básico para tener en la nevera. Pero no todos los quesos están hechos de la misma manera. Muchos quesos añejos son ricos en sodio, dice Moon.

Cambie el queso curado por otras fuentes lácteas frescas. Pruebe el yogur, como el griego o el islandés, productos lácteos enteros o quesos frescos, como la mozzarella.

 

Publicidad

Queso cottage

No es necesario eliminarlo de tu desayuno, pero es posible que desees tener cuidado con el control de la porción. ”Sorprendentemente, el queso cottage a menudo tiene más de 400 mg de sodio por porción. Una vez más, hay algunos nutrientes positivos que considerar, tiene proteínas y calcio, por lo que no lo elimines de tu lista de snacks post-entrenamiento, pero usa una cucharada en lugar de una porción de 1/2 taza”, afirma Moon.

 

Publicidad

Frijoles enlatados

Los frijoles son excelentes para tu salud, pero las versiones enlatadas tienen un alto contenido en sal.

"Los frijoles enlatados pueden procesar fácilmente más de 1000 mg de sodio por taza. Pero hay un lado positivo: todo el sodio que se agrega debe etiquetarse claramente ", dice Moon.

También puede lavar frijoles enlatados para eliminar el exceso de sal o probar frijoles congelados, que generalmente son más bajos en sodio.

 

Publicidad

Salsa de soja

Un rápido salteado asiático o un rollo de sushi puede ser una cena saludable, pero no empapes tus verduras y rollitos en salsa de soja.

"La soja tiene de 300 a 500 mg de sodio por paquete; es sorprendente. Pero es sabrosa", afirma Moon.

Opta por versiones bajas en sodio en la tienda y cuando salgas a cenar.

 

Publicidad

Salmón enlatado

Hay muchos beneficios al comer salmón, como mejorar la salud del corazón y el cerebro. “Es una gran fuente de proteína y omega 3, y fácil de preparar", dice Cary Raffle, entrenadora personal y especialista en ejercicio ortopédico.

"Pero les advertí a mis clientes que también es increíblemente rico en sodio", afirma.

Lo mejor es encontrar una marca sin sal añadida.

 

Publicidad

Salsa de tomate

Piénsalo dos veces antes de verter una montaña de salsa de tomate sobre un plato abundante de pasta. "El sodio en la salsa de tomate puede variar de 400 mg a 1400 mg por taza, y a menudo usamos más de una taza", afirma el nutricionista Bess Berger. "Prueba a hacer una salsa casera. Es mucho más fácil de lo que se imagina mucha gente y reduce una tremenda cantidad de sal y azúcar", sugiere.

Y siempre revisa las etiquetas para encontrar versiones con bajo contenido de sodio.

 

Publicidad

Vegetales congelados

Si compras congelados en fresco, ten cuidado con el sodio añadido. "Las verdurasson fuentes importantes de muchas vitaminas, minerales y fitonutrientes preventivos del cáncer, como potasio, fibra, ácido fólico, vitaminas A y C. Y son una excelente manera de agregar valor nutricional a sopas, guisos y salteados, sin importar la temporada ", afirma la nutricionista Suzanne Fisher.

Pero las verduras congeladas a menudo vienen con salsas y condimentos que pueden contener 200 mg de sodio por porción. En su lugar, eliga simplemente verduras congeladas y lee siempre las etiquetas.

 

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...