6 reglas para comer bien como corredora

Hazlo sencillo, equilibrado y mantente hidratada
Jen Sinrich -
6 reglas para comer bien como corredora
Aliméntate bien para rendir al máximo

Cuando empiezas a hacer ejercicio regularmente, puede que tengas que cambiar algunos de tus hábitos de tu dieta diaria para sentirte a tu máximo nivel mientras estás entrenando y evitar paradas no deseadas al baño. Aquí os dejamos algunas reglas generales:

Corre en ayunas (a veces)

Lo que comes antes de correr o ir al gimnasio depende de cuándo tiempo estás haciendo ejercicio y qué tipo de entrenamiento estás haciendo. Mucha gente no tiene tiempo, o el estómago ptreparado, para comer y digerirlo justo antes de un entrenamiento, especialmente si dicho entreno tiene lugar por la mañana temprano.

Para un entrenamiento fácil de una hora o menos, salir sin comer probablemente no te cause ningún problema. (Sólo asegúrate de que estás bien hidratada). Pero para cualquier entreno que sea más largo o intenso, la energía de antes del entrenamiento es vital, dale la importancia que merece,

 

Publicidad

Hazlo fácil

Por lo que, ¿cuál es la comida perfecta de antes de entrenar? Las comidas habituales que son fáciles de digerir, bajas en grasa y fibra, y altas en carbohidratos mejorarán tu energía sin dañar tu estómago.

 

Publicidad

Planifícalo correctamente

Cuando tienes que darle energía a tu entrenamiento, la organización lo es todo. Antes de tu entrenamiento, querrás tomar algo que te de un extra de energía sin dejarte con el estómago molesto en la carretera. Por lo que céntrate en carbohidratos, y comidas que son bajas en fibra y grasa.

En general, cuanto mayor sea el snack más tiempo necesitas para digerirlo. Cada persona es diferente, pero debes comer al menos 30 minutos antes de salir para no tener problemas. 20 minutos después de haber terminado tu entrenamiento, tómate un snack rico en proteína para reparar el tejido muscular, y carbohidratos para reemplazar tus reservas de energías gastadas. Esto acelerará el proceso de recuperación por lo que puedes estar rápidamente preparada para tu próxima salida.

Publicidad

Bebe

La hidratación es importante, y no sólo cuando estás entrenando. Los líquidos regulan la temperatura de tu cuerpo, eliminan los residuos de tu cuerpo, aseguran que tus articulaciones están adecuadamente lubricadas, y ayudan a reparar las células dañadas que pueden llevar a la inflamación. Y una hidratación adecuada puede ayudar a controlar los antojos, lo cual es importante porque a menudo es fácil confundir la sed con el hambre.

Mientras no haya una ingesta recomendada de líquidos diarios, una buena regla es beber la mitad de tu peso corporal en vasos cada día. Y no tienes sólo que beber agua, las frutas y las verduras pueden también ayudarte a mantenerte hidratado. Además contienen antioxidantes, los cuales incrementan la inmunidad y recuperación de los músculos.

 

Publicidad

Obtén el equilibrio adecuado

Incluso si no te estás entrenando con el objetivo de perder peso, necesitas la correcta combinación de comidas y nutrientes para sentirte con energía en tus entrenos y prevenir las lesiones. Sobre el 55 por ciento de tus calorías diarias deberías venir de carbohidratos, 25 por ciento de proteína y el otro 15 o 20 por ciento debería venir de grasas no saturadas. Pero no hay necesidad de estar con una calculadora, no te obsesiones. En cada comida, simplemente rellena la mitad de tu plato con carbohidratos, un cuarto com proteína y otro cuarto con grasas saludables.

 

Publicidad

Elimina las porquerías

Si tienes una familia que alimentar, puedes estar continuamente rodeado de comidas anti dieta. Tus niños y tu pareja pueden no estar intentando estar en forma, pero comer más frutas y verduras, y menos porquerías, es bueno para ellos, también. Por lo que la próxima vez que vayas a comprar, tenlo en cuenta.

Limita las comidas altas en azúcar y grasas que metes en tu carro; si no están en casa, no tendrás tentación de tomarlas. Llena tu nevera con frutas, verduras y cereales, por lo que estarán allí cuando llegue la hora de comer. Esas comidas te mantendrán bien cuando estás entrenando, y mantendrán tu corazón sano, tu colesterol bajo, y tu azúcar en sangre estable. 

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...