¿Cómo prevenir la gingivitis y así mantener tus músculos sanos?

Evita esta enfermedad periodontal actuando de manera racional
Giuliano Fragola -
¿Cómo prevenir la gingivitis y así mantener tus músculos sanos?
¿Cómo prevenir la gingivitis y así mantener tus músculos sanos?

Os hablábamos de la gingivitis como una enfermedad periodontal (EP) que junto con la caries, es una de las patologías bucodentales más frecuentes y que mayor repercusión tiene a nivel deportivo dentro de las afecciones orales.

Para evitar la enfermedad periodontal debemos actuar de un modo racional, manteniendo una meticulosa higiene oral de nuestros dientes, lengua y mucosas. La eliminación de la placa bacteriana, ya sea en casa mediante el cepillado o por profesional especializado, es el mejor mecanismo de control del que se dispone en la actualidad.

Se debe prestar especial atención en aquellos casos con tratamientos de coronas protésicas, puentes, implantes, prótesis removibles, ortodoncia y otros ya que la higiene oral requiere más tiempo y cobra vital importancia.

Por otro lado, las revisiones periódicas y visitas de urgencia ante aparición de sangrado espontaneo sin causa aparente, movilidad o dolor, deben considerarse como parte de la prevención de la instauración o evolución de la enfermedad.

Debemos recordar que un paciente con enfermedad periodontal debe someterse a revisiones cuya periodicidad varía según el grado de afectación pudiendo ser desde trimestrales a anuales, siendo el odontólogo el encargado de aconsejarnos cada cuanto tendremos que revisarnos.

La reducción de los hábitos de tabaquismo, consumo de alcohol, de alimentos con elevada sustantividad y el establecimiento de una dieta equilibrada favorecen el bienestar oral y por tanto ayudan en el control de este tipo de patologías. 

En caso de existir afectación de las mucosas se establecerá una pauta de limpieza y profilaxis supragingival para disminuir la cantidad de placa, asociada al empleo de colutorios de clorhexidina cuya utilización deberá estar pautada y supervisada por el odontólogo ya que podría desequilibrar la flora de la cavidad oral por un uso prolongado, teñir los dientes e incluso alterar el gusto.

Si la afectación es más profunda se realizarán tratamientos de raspado y alisado radicular (curetajes) para eliminar el tejido enfermo y/o la cirugía periodontal para intentar reparar los daños y tratar de recuperar parte de los tejidos afectados y destruidos por la enfermedad (cirugía regenerativa).

 

Por último, destacar la existencia en el mercado de gran cantidad de “herramientas” que nos ayudarán en la higiene dental diaria como cepillos manuales o eléctricos muy diversos, cepillos interdentales, hilo dental, pastas específicas, colutorios y otros muchos de los que podrás ser informada por profesionales especializados.

Hay que recordar que mantener una boca sana está en manos de cada uno y que todo lo que se realice encaminado al bienestar se verá reflejado en nuestra vida ya sea cotidiana o deportiva.

 

Giuliano Fragola

Director Médico

Estudio Dental Majadahonda

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...