Entrena en la mesa para un 10k

Si estás empezando a correr también en recomendable que sepas qué debes comer para que tu rendimiento mejore. No sirve lo que comer cualquier cosa porque, total, "ya lo quemarás"...
Laia Gómez -
Entrena en la mesa para un 10k
Entrena en la mesa para un 10k

¿Te gusta correr y de vez en cuando te apuntas a una carrera de 10Km?

Te tomes tus entrenamientos más o menos en serio, entrenes mucho o poco, seas rápida o lenta si quieres puedes hacer una carrera de 10Km. Llegarás antes o después, más o menos cansada pero seguro que lo conseguirás.

Tus resultados no solo dependerán de lo que entrenes en la calle sino de cómo entrenes en la mesa. La alimentación e hidratación que sigas, ayudará o perjudicará a tu rendimiento, así que fíjate en tu alimentación si quieres sentirte bien cuando salgas a correr.

 

HIDRATACIÓN ANTES Y DESPUÉS DE ENTRENAR

En los entrenamientos para competiciones de esta distancia, realizarás entrenos cortos (de menos de 90 minutos) para lo que será fundamental realizar una correcta hidratación antes y después. Un rato antes de salir bebe dos o tres vasos de agua y fíjate en el color de tu orina. Si es transparente estás bien hidratada y preparada para salir a correr, pero si tu orina es amarillenta espérate y bebe un poco más de agua. Al terminar el ejercicio coge el agua de nuevo y bebe varios vasos fijándote también en el color de tu orina después.

 

ANTES DEL ENTRENAMIENTO

Comer o no comer, esta es la cuestión. No es necesario que comas nada especial, sigue tu dieta habitual, simplemente deja tiempo suficiente para poder hacer una buena digestión para que no aparezcan trastornos gastrointestinales. Si tienes hambre puedes comer algo que te sea fácil de digerir como medio plátano, un par de dátiles, higos secos, algún biscote o alguna barrita de cereales baja en grasa y fibra (prueba tu tolerancia gastrointestinal).

DESPUÉS DEL ENTRENAMIENTO

Al terminar las pautas serán las mismas: sigue con tu dieta habitual. Realiza la comida que te toque con normalidad asegurándote que sea completa y saludable.

 

EL DÍA DE LA CARRERA

Para preparar la carrera , los días previos hidrátate bien, potencia un poco más la cantidad de hidratos de tu dieta (sin exagerar) y reduce la cantidad de fibra y grasa. El día de la carrera levántate con tiempo para desayunar y digerir correctamente el desayuno, que deberá ser rico en carbohidratos y de muy fácil digestión. Por ejemplo un vaso de zumo con dos tostadas con pavo. Después de la carrera hidrátate y asegúrate que en la comida posterior haya un aporte de carbohidrato como pan, pasta, arroz o patata.

 

A medida que vayas mejorando quizá tus entrenos incrementen, no solo en número si no en tiempo, entonces será el momento de introducir la hidratación durante el entrenamiento o quizás algún producto deportivo. Esto lo iremos viendo a lo largo de estos meses, si te interesa saber como entrenar una media maratón o una maratón en la mesa aquí podrás descubrirlo. Solo debes ir siguiendo los artículos que vamos publicando.

 

Laia Gómez

Dietista-Nutricionista Nº Col: CAT000523                                                                                                              

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...