¿Leche fresca, leche cruda o leche pasteurizada?

¿Conoces las diferencias entre cada una?
Andrea Cañas Onzain -
¿Leche fresca, leche cruda o leche pasteurizada?
¿Leche fresca, leche cruda o leche pasteurizada?

Durante muchos años, concretamente 28, el Gobierno se había asegurado de disminuir al mínimo el riesgo de infección por el consumo de leche cruda sin esterilizar ni pasteurizar.

Pero cuál ha sido la sorpresa que hace unas semanas el Govern aprobó un decreto que permitía la venta directa de leche recién ordeñada, argumentando que es para promover y revalorizar las explotaciones ganaderas.

Cierto es que en nuestro país la venta de este tipo de leche está permitida, a pequeña escala y con unas normas de higiene muy elevadas, concretamente es el reglamento europeo 853/2004 el que lo regula, el cual ha tomado como base el Govern endureciendo alguno de los puntos y permitiendo que la venta sea a una escala mayor lo cual hace perder el control en ciertos puntos.

Publicidad

Pero, ¿qué riesgos corremos si bebemos esta leche?

Primero tenemos que saber qué es la leche cruda puesto que no es lo mismo leche cruda que leche fresca.

La leche cruda es aquella que se comercializa sin haber sido expuesta a temperaturas mayores de 40 grados. La leche fresca es aquella que ha sido pasteurizada, una sola vez, y que podemos encontrar en el supermercado en la zona de refrigerados y que aguanta en frío tres días o menos. Luego está la leche que consumimos de forma habitual que es leche esterilizada o UHT, que es aquella que ha sido sometida a temperaturas mayores de 100 grados, una o varias veces.

Ahora que tenemos claro que es leche cruda, vamos a ver por qué “dicen” que es mejor.

Pues bien, ¡no lo es! Nos han querido vender que es más rica a nivel nutricional puesto que al no ser sometida a calor conserva más bacterias probióticas, lo cual es cierto, pero no se ha demostrado que ese mayor número de bacterias tenga algún impacto positivo en nuestro organismo puesto que la gran mayoría mueren en el intestino. Si comparamos esto con el riesgo potencial que ahora veremos, no merece la pena.

El mayor riesgo al que nos vemos expuestos es que al no ser sometida a altas temperaturas todos los posibles patógenos que puede contener siguen activos en el líquido y tal cual están pasan a nuestro organismo, estos patógenos son, entre otros: - Salmonella - Campylobacter - ListeriaEscherichia coli verotoxigénico

Así que no es seguro beber este tipo de leche, aunque ellos digan lo contrario.

Publicidad

Quien hizo la ley hizo la trampa y cuando compramos un litro de esta leche nos avisan que hay que hervirla. Pero, ¿no habían dicho que exponer la leche al calor mata las bacterias probióticas?

Además, recomiendan mantenerla a una temperatura constante de entre 1 y 4 grados, el problema es que la temperatura de un frigorífico al uso, el que tenemos en casa, oscila entre los 2 y 8 grados…. Raro, ¿no?

Conclusión: dejémonos de “moderneces” en este campo que tantos avances positivos nos ha traído y sigamos protegidos de patógenos nada deseables, hay muchas otras formas de impulsar el mercado ganadero de nuestros país que no incluyen poner en riesgo a la población.

Andrea Cañas Onzain

Coach Nutricional

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...