6 lesiones comunes que nunca deberías forzar

Porque a veces el típico “sin dolor no hay ganancia” puede llevarte a problemas mayores
K. Aleisha Fetters -
6 lesiones comunes que nunca deberías forzar
¡No fuerces y pisa el freno!

Habitualmente no escuchamos las señales de nuestro cuerpo e intentamos cumplir el plan de entrenamiento pase lo que pase.

Si sigues corriendo con dolor, estás poniendo en riesgo mucho más que perder ese punto de forma física o dedicar una mañana a acudir al traumatólogo, dice Janet Hamilton, fisiólogo del ejercicio en Atlanta.

“Escucha las señales que te manda tu cuerpo. Si modificas la forma de correr por proteger un punto de dolor, puede convertirse en varias lesiones en vez de solo una“, dice Hamilton.

Ya sea corriendo o en el gimnasio, aquí te presentamos seis lesiones comunes que deben hacerte pisar el freno. Cuando escuches a tu cuerpo expresarse, todo irá mejor.

 

1. Fracturas por sobrecarga

¿Qué son?: Roturas microscópicas, que suelen ocurrir a menudo en los pies, pelvis o en la tibia y el peroné, dice Hamilton. Los síntomas incluyen dolor que empeora al presionar en el área, saltar con una sola pierna o correr.

¿Por qué suceden?: Las fracturas por estrés son el resultado de poner más énfasis en los huesos de lo que pueden soportar, por lo general por el aumento gradual de ejercicios de alto impacto, como correr y pliometría, demasiado rápido, nos cuenta.

¿Cómo recuperarte?: Si continúas haciendo hincapié en el hueso, la fractura microscópica puede convertirse en fractura completa, lo que requiere escayola, reposo en cama, o cirugía. “Si has tenido una fractura por estrés, la probabilidad de tener otra es bastante alta, por lo que es importante consultar a un médico de medicina deportiva especialista en fracturas por estrés con el fin de determinar por qué te suecede en el primer lugar,” dice Julie Khan, especialista en los deportes de terapia física y clínico avanzado con el Centro de Deportes Benson de Rehabilitación. “Te pueden realizar análisis de sangre para ver las hormonas, el calcio y los niveles de vitamina D para asegurar que estos valores en sangre son normales.” Hasta que no puedas correr, practica actividades de bajo impacto como el ciclismo , la natación , correr en la piscina , y el entrenamiento de fuerza .

 

Publicidad

2. Síndrome del dolor patelofemoral

¿Qué es?: También llamada “rodilla del corredor “, es una lesión en la que la rótula roza con el fémur. Sentir dolor en la parte delantera de la rodilla es un síntoma común, y suele acompañar a actividades tales como bajar escaleras, ponerse en cuclillas, y después de ejercicio intenso, dice Melanie Strassberg, fisioterapeuta en  Mamaroneck, Nueva York.

¿Por qué sucede?: Los desequilibrios musculares en los cuádriceps y las caderas, así como un exceso de tensión en los tejidos conectivos alrededor de la rodilla son los culpables habituales, dice Strassberg, señalando que es más común en mujeres y adultos jóvenes.

¿Cómo recuperarte?: Seguir corriendo puede conducir a un aumento del daño y degradación del cartílago que se encuentra debajo de la rótula. Y una vez que se pierde, no se recupera. Visita un fisio para evaluar el estado y que te enseñe los entrenamientos de fuerza que te ayudarán a que tu rótula se alinee adecuadamente. Hasta que no puedas entrenar sin dolor, monta en bicicleta, nada, o haz elíptica para ayudarte a mantener tu salud cardiovascular.

 

Publicidad

3. La tendinitis de Aquiles

¿Qué es?: “El tendón de Aquiles es el tendón más fuerte y más grueso del cuerpo, que conecta los músculos del gemelo y sóleo al hueso del talón. También son muy frecuentes sus lesiones “, dice Elise H. Weiss, fisio y fundador de Weiss de bienestar en Nueva York. “Las lesiones agudas pueden ir desde daños leves del tendón a una rotura completa que requerirá intervención quirúrgica.” El dolor se siente a menudo en el talón y parte posterior del tobillo (se puede notar una protuberancia de tejido cicatricial), que puede sentirse inflamada. El malestar puede disminuir un poco cuando se relaja la zona, por lo que es tentador seguir corriendo aguantando el dolor.

¿Por qué sucede?: “Las lesiones del Aquiles tienden a ocurrir cuando hay demasiada demanda del tendón, con mayor frecuencia en personas con los sóleos y gemelos débiles y cargados”, dice Weiss, observando que son más frecuentes en hombres que en mujeres.

¿Cómo recuperarte?: Si continuas corriendo puede acabar en la degeneración crónica, llamada tendinosis de Aquiles, o una rotura completa del tendón, lo que requiere la operación quirúrgica, dice ella. La terapia física es un pilar del tratamiento, y a menudo incluye ejercicios excéntricos del tobillo, pie, y la rodilla. Weiss propone entrenamiento cruzado con el ciclismo y la natación. “La primera vez que vuelvas a correr (primero espera hasta que tengas dolor cero), reduce la longitud de la zancada, evita ejercicios de velocidad , y corre en terreno llano", dice Weiss.

 

Publicidad

4. El dolor de cadera

¿Qué es?: “Hay muchas causas de dolor de cadera, desde el pinzamiento de cadera, tendinitis glútea, el síndrome de la banda iliotibial, tendinitis, desgarros y fracturas por estrés”, dice Khan.

¿Por qué sucede?: El dolor de cadera puede ser el resultado de una disminución de la estabilidad del núcleo y glúteos, el aumento de la intensidad del ejercicio y la duración antes de que tus huesos y músculos estén lo suficientemente fuertes para soportarlo. El fisio puede ayudarte a determinar la fuente del dolor, y lo más importante averiguar por qué estás teniendo dolor en primer lugar ", dice Khan.

¿Cómo recuperarte?: Las caderas son la base de todo lo que hace tu cuerpo en tanto en el gimnasio, como corriendo, nadando, al agacharte o hacer spinning, por lo que cualquier dolor puede provocarte cambios posturales e introducir nuevas lesiones. Además, la multitud de los tendones que se enganchan en las caderas reciben relativamente poca irrigación sanguínea, lo que significa que no van a recuperarse rápidamente, especialmente si siguen haciendo hincapié en ellos con el ejercicio, dice Strassberg. 
Evitar cualquier movimiento que cause dolor y haz ejercicios para mejorar la estabilidad de la pelvis.

 

Publicidad

5. Roturas en los isquiotibiales
¿Qué es?: Dolor o espasmos que se producen en la parte trasera de la pierna debido a desgarros musculares, dice Weiss. Estos desgarros pueden variar desde roturas microscópicas a un desprendimiento completo. Requieren la intervención del médico rápido y cirugía, y se acompañan de moratones e hinchazón.

¿Por qué sucede?: La causa generalmente se reduce a desequilibrios entre los isquiotibiales, cuádriceps y glúteos, debido a un músculo débil; un calentamiento no adecuado antes de hacer ejercicio intenso también puede contribuir, dice Weiss.

¿Cómo recuperarte?: “Las lesiones de tendones son dadas a convertirse en problemas crónicos”, dice Weiss. Hasta que el dolor disminuya, o a menos que se lo indique su médico, haz entrenamiento cruzado sin trabajar las piernas, céntrate en el tren superior. Una vez que el dolor desaparezca, puedes comenzar con ciclismo y gimnasia acuática. 
Antes de saltar de nuevo a tus entrenamientos habituales, fortalece primero bien toda la zona, comienza con pesos ligeros.

 

Publicidad

6. Dolor en la parte baja de la espalda

¿Qué es?: Una queja común en los atletas y los adictos a la televisión por igual, el dolor lumbar puede estar localizado en un punto o irradiar hacia el glúteo y las piernas, dice Khan. Puede incluir hernias discales vertebrales, o pinzamiento del nervio.

¿Por qué sucede?: El dolor de espalda es a menudo el resultado de músculos débiles, patrones de movimiento inadecuados, exceso de trabajo y desequilibrios en los músculos que se encargan de apoyar y estabilizar la pelvis y la columna vertebral, dice ella.

¿Cómo recuperarte?: A pesar de que puede ir y venir, el dolor persistente puede fácilmente convertirse en dolor de espalda crónico que no solo te impedirá entrenar sino también afectará a tu calidad de vida. Visita al traumatólogo y fisio experto en salud de la columna para que evalúe tu estado y te ponga una rutina de tratamiento y ejercicios adecuada.

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...