Lo que pasa en tu cuerpo cuando corres una milla cervecera

Esto es lo que ocurre cuando te bebes cuatro cervezas y corres 1.609 metros.
Liz Applegate -
Lo que pasa en tu cuerpo cuando corres una milla cervecera
¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando corres una milla cervecera?

Las reglas oficiales de las millas cerveceras obligan a beber una lata de cerveza entera, correr un cuarto de milla, y repetir tres veces más (con una vuelta de penalización si vomitas). Que conste en acta: tomar cuatro bebidas alcohólicas en tan corto periodo de tiempo es considerado un episodio de exceso de alcohol. Esto es lo que ocurre si formas parte de una de estas competiciones:

Estómago

Cada lata de 330ml ocupa un volumen de un vaso y medio en tu estómago, que tiene una capacidad aproximada de 4 vasos. A lo largo del transcurso de una milla cervecera te tomarás 6 vasos, además del gas. La cerveza tibia tiene menos gases, lo que permite que la cerveza pueda asimilarse de un modo más rápido. Después de un minuto bebiendo, una pequeña cantidad de alcohol atraviesa los tejidos del estómago y entra en el torrente sanguíneo, lo que eleva el sentimiento de euforia.

Intestinos

La mayor parte del alcohol se absorbe por el intestino delgado. Pero al estar engullendo cervezas muy rápido mientras corres, puedes experimentar trastornos gastrointestinales, calambres y vómitos (con la consiguiente vuelta de penalización).

Hígado

Este órgano es el responsable de sintetizar el alcohol, pero tomar cuatro cervezas en cuestión de minutos no le da tiempo al hígado a hacer su trabajo. Puedes procesar una cerveza (unos 15 gramos de alcohol), en 60 minutos. En el transcurso de la milla tomarías 60 gramos de alcohol en unos 10 minutos, lo que supone que necesitarías unas cinco horas para procesar todo ese alcohol.

Vasos Sanguíneos

Un adulto medio de 75 kilos vería incrementado sus niveles de alcohol en sangre en un .02 por ciento, lo que supone que cuatro cervezas te haría superar los límites de alcoholemia. Y si eres más pequeño o dependiendo de la climatología, todavía podría pasarte con menos cantidad. Y cómo tu hígado no ha tenido tiempo a procesar el alcohol, tus niveles de alcohol en sangre podrían incluso ser mayores. ¡Así que llévate un conductor!

Cerebro

El alcohol tiene relación con tu juicio, coordinación y habla. Los estudios muestran que un consumo agudo de grandes cantidades de alcohol pueden suponer edema cerebral aunque, a fecha de hoy, el riesgo de la milla cervecera todavía no está tan claro.

Musculatura de la Pierna

Dejando de lado la cerveza, tus músculos comenzarán a arder mientras corres la milla ya que procesan los carbohidratos para tener energía, lo que produce ácido láctico. Esto disminuye la capacidad de concentración del músculo, y las investigaciones muestran que el consumo agudo de alcohol puede ocultar la coordinación y la recuperación muscular.

***

Por cierto, si te encuentras en una de estas situaciones antes de empezar, deberías pasar de correr la milla cervecera:

Gripe o alguna otra enfermedad

Esto impide que metabolices el alcohol.

Falta de Sueño

Incluso una noche sin dormir justo antes de competir puede impedir la capacidad de tu organismo para procesar el alcohol

Alcohol

Haber tomado más de una copa entre 4 y 6 horas antes de tu milla compromete tu hígado y cerebro incluso antes de haber empezado a correr.

 
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...