Para un verano saludable… ¡la alimentación adecuada!

Te damos unos sencillos consejos para afrontar la época estival con la mejor alimentación
Begoña Magunacelaya -
Para un verano saludable… ¡la alimentación adecuada!
Para un verano saludable… ¡la alimentación adecuada!

Tanto tiempo esperándolo, y casi de sopetón aparece en nuestras vidas ¡El verano ya casi está aquí! La época preferida para muchos, especialmente los (suertudos) que se van de vacaciones.

El verano implica también un cambio de rutina, ya sea por viajes o por el cambio en la jornada laboral, o porque vas a salir a correr a primera hora de la mañana o a última de la tarde para evitar el calor.

¿Verdad que apetece más salir a hacer deporte, a comer fuera de casa, juntarte con amigos y aprovechar más ese plus de horas de sol que nos regala estas fechas?  Todo esto conlleva un cambio en nuestros hábitos alimenticios y acaba afectando a nuestro cuerpo, que todo lo nota.

Con seguir medianamente esta serie de consejos que os proponemos a continuación, creemos que os ayudaremos a llevar un verano más saludable, y afrontar la cuesta de otoño en una mejor posición. ¡Vamos a ello!

 

Alimentos frescos

Como decimos, los hábitos alimenticios y por tanto nuestra dieta cambia en la temporada estival. Ahora se requieren menos calorías, y por ello os aconsejamos platos más ligeros, preparados con alimentos frescos y de temporada, a bien de facilitar la digestión y sobrellevar mejor esas altas temperaturas que no nos abandonarán hasta septiembre.

Evitando los alimentos que requieran demasiada cocción y las grasas saturadas daremos a nuestro organismo más espacio para productos que contengan vitaminas y minerales, perfecto para esta época del año.

 

Súper frutas

Seguro que más de una vez habéis oído el término “súperalimentos”, pues hoy os presentamos las súperfrutas.

Entre sus poderes, se encuentran los antioxidantes, que  evitan la oxidación de otras moléculas, sobre todo cuando éstas están expuestas a los radicales libres. Con otras palabras, son capaces de retrasar el desgaste y deterioro de la piel, órganos y tejidos. Proporcionan ese chute de energía necesario para disfrutar de todas las actividades que realizamos en verano. Entre ellas se encuentran:

- La sandía y el melón  que contienen gran cantidad de agua y alrededor de un  90% y Vitamina A. Ideales especialmente en el verano cuando estamos expuestos a altas temperaturas y realizamos actividades deportivas más a menudo, y por lo tanto aumenta el riesgo de deshidratación.

- El mango y los albaricoques son una gran fuente de potasio y vitamina C, dos nutrientes que pueden ayudarte a recobrar energías después de hacer ejercicio.

- Las frambuesas y moras son dos sabrosas frutas de estación conocidas por su alto contenido de fibra. Este nutriente nos ayuda a tener una mejor digestión. Su consumo en zumos, solas o incorporadas a tus recetas favoritas dan un punto de color,  sabor y valor nutricional.

 

Digestiones pesadas

Mas consejos nutricionales…  si de vez en cuando tienes digestiones pesadas (esa barbacoa al justiciero sol de verano, esa sobremesa que se alarga…) el carbón vegetal favorece el buen funcionamiento del intestino, regulando nuestro tránsito.

El carbón vegetal activo permanece en el tubo digestivo donde se tolera perfectamente y donde adsorbe todo lo que no es deseable para el cuerpo (aditivos alimentarios, residuos de pesticidas, bacterias tóxicas, etc.).

Al reducir el gas intestinal, el carbón vegetal contribuye a disminuir la hinchazón abdominal y además suprime el mal aliento debido generalmente a una fermentación intestinal muy fuerte y combate eficazmente las diarreas.

 

Circulación

Con los calores del verano es más frecuente que se produzca el fenómeno de piernas cansadas y esto a las corredoras nos afecta especialmente.

Se presenta más en personas que tienen problemas de circulación y retención de líquidos, provocando pesadez de piernas, hormigueo, calambres e hinchazón de tobillos y pies.

No obstante, el resto de mortales no nos libramos de este fenómeno, y por ello se recomienda no usar prendas de vestir ajustadas, ni calzado plano o con demasiado tacón y acompañarlo con ejercicio continuado, caminar también está incluido en esta serie de ejercicios, y si tienes la oportunidad, por la orilla del mar.

El aceite de pescado también conocido como omega 3 favorece la circulación, y es también muy recomendable para contrarrestar estos fenómenos.

También es muy beneficioso (¡y relajante!) dar masajes en la zona de las piernas con cremas o geles que favorecen la circulación.

 

¡Esperemos que esta serie de consejos os hayan servido y aprovechamos para desearos un felices días Semana Santa!

 

Begoña Magunacelaya

Responsable Dpto. Médico

Grupo Tegor laboratorios

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...