El postureo del huevo

¿Qué hay de cierto entre el número de cada huevo y su aporte nutricional o incluso la mejora de la vida de la gallina?
Andrea Cañas Onzain -
El postureo del huevo
El postureo del huevo

Hace unas semanas saltó la noticia: Lidl se enorgullecía de ser el primer supermercado en no vender huevos de gallinas enjauladas y solo vender huevos “camperos” o huevos que tengan como primer dígito el 2 o el 1 en su código impreso.

Pero, ¿qué hay de cierto entre el número de cada huevo y la mejora proporcional de la vida de la gallina?

En nuestro país todos los huevos tienen un número de identidad, esté número nos garantiza poder hacer una trazabilidad del huevo y saber de qué granja proviene además de que tipo de explotación tiene esa granja.

Es el primer dígito el que nos indica el sistema de cría:

- Número 3 para gallinas enjauladas

- Número 2 para las que pisan el suelo

- Número 1 para las camperas

- Número 0 para la producción ecológica.

 

Publicidad

Pues bien, se ha aplaudido una iniciativa que no es para nada tanto como parece. Entre el número 3 (gallinas en jaula) y el número 2 (gallinas en suelo) no hay gran diferencia en cuanto a las condiciones de vida de los animales. Estos pasan de estar en una jaula diminuta a estar en el suelo de una nave en un espacio por animal igual de reducido que las jaulas y no tienen acceso al exterior.

El sistema de suelo es tan parecido al sistema de jaulas que los costes para el productor son similares, es decir, los más bajos.

Donde está realmente la mejora en la calidad de vida del animal es en los huevos del número 1 y el número 0. Solo en estas dos modalidades de cría se garantiza la salida al exterior del animal y un mayor espacio habitable por animal.

 

Publicidad

En cuanto a la calidad nutricional del huevo, es la misma, no vayamos a equivocarnos. A menudo se usa este argumento para potenciar las ventas de los huevos con código 1 y 0. La gran mayoría de los estudios científicos hechos al respecto no han demostrado que existan una diferencia nutricional significativa entre unos huevos y otros. Es cierto que el sabor es diferente pues las gallinas que no salen al exterior se alimentan al 100% de pienso y las que si salen, además del pienso, también comen insectos y forraje del exterior pero a nivel nutricional las diferencias son mínimas.

 

Publicidad

Lo que si es cierto es que cada vez estamos más concienciados con el impacto y el daño que hacemos al medio ambiente y a nuestra fauna para obtener los alimentos necesarios para alimentarnos y la tendencia es minimizar el mismo. Por ello, idealmente deberíamos consumir siempre huevos con código 1 o 0 pues son los únicos que nos garantizan el correcto trato al animal.

De momento, en nuestro país, los huevos son el único alimento que refleja en su etiquetado el trato que recibe el animal durante su cría. En otros países nos llevan ventaja con este tema como Holanda, donde han prohibido cocer las langostas aun vivas o Alemania que de forma voluntaria tiene un sistema de etiquetado para la ternera y el cerdo similar al de nuestros huevos.

 

Andrea Cañas Onzain

Coach Nutricional

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...