Pros y contras de las leches vegetales

Las bebidas lácteas y no lácteas pueden tener su sitio en tu dieta, pero no todas son iguales
AC Shilton -
Pros y contras de las leches vegetales
Pros y contras de las leches vegetales

Aunque el consumo de leche de vaca ha disminuido en los últimos años, hay muchas razones para consumir productos lácteos. Con su contenido de suero de acción rápida, es una de las mejores opciones, en cuanto a proteína, para los atletas, dice la entrenadora personal Melissa Majumdar. El suero de leche, que constituye el 20 por ciento de toda la proteína de la leche, también contiene los nueve aminoácidos esenciales, por lo que es una proteína completa que tu cuerpo puede usar para la reparación muscular. El otro 80 por ciento es caseína de combustión lenta, lo que significa que la leche es un refrigerio efectivo de recuperación a altas horas de la noche.

De hecho, un estudio de 2017 publicado en The Journal of Nutrition encontraron que cuando los hombres mayores ingerían proteína de caseína antes de acostarse, tenían tasas más altas de síntesis proteica durante la noche.

La proteína en la leche -8 gramos por taza- y los carbohidratos (azúcar) en el chocolate han hecho que la leche con chocolate sea una buena opción para después del entrenamiento. Los datos lo respaldan: un estudio de 2006 afirma que los ciclistas que bebían leche con chocolate después de un entrenamiento matinal pedalearon más tiempo hasta el cansancio que sus compañeros que no lo tomaron.

Sin embargo, a medida que las alternativas lácteas se hacen más populares, tienes más opciones para ayudar a tu recuperación.

 

Leche de guisante

Adelante, ríete. Pero la leche hecha de guisantes puede tener tanta proteína como la leche normal, y contiene hierro, vitamina D y omega-3. El sabor harinoso no es para todos, así que pruébala primero.

 

Publicidad

Leche de cáñamo

Más baja en proteínas, pero a menudo enriquecido con aceite de cáñamo rico en omega-3. Verifica los ingredientes para descartar azúcares agregados.

 

Publicidad

Leche de coco

Más alta en grasas saturadas, y a menudo tiene azúcares añadidos. La American Heart Association recomienda solo 13 gramos de grasas saturadas por día para una dieta de 2.000 calorías. Una ración de leche de coco puede tener 10 gramos (la leche entera tiene 4.6g).

 

Publicidad

Leche de nuez

Cada vez son más populares, pero estas leches no lácteas a menudo son una mala alternativa nutricional a los lácteos a menos que estén fortificadas con proteínas, calcio y vitamina D. Y la mayoría de las personas compra las versiones endulzadas, añadiendo una gran cantidad de azúcar extra.

 

Publicidad

Leche de avena

Una buena opción para la recuperación después del entrenamiento debido a sus 24 gramos de carbohidratos, dos gramos de fibra y cuatro gramos de proteína por ración.

Tómala con una tostada de mantequilla de cacahuete para ingerir un poco más de proteína.

 

Publicidad

Leche de soja

La alternativa láctea por excelencia, la soja es una proteína completa, por lo que es la más rica en nutrientes de las leches a base de plantas. Debido a sus fitoestrógenos, limita su consumo a cuatro vasos por día.

 

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...