Semillas y deporte: porque los detalles importan

De chía, de sésamo, de lino...las semillas son un gran aliado en la dieta de los deportistas. Aquí tenéis cinco semillas con muchos beneficios para los runners.
Coral Aja Pérez -
Semillas y deporte: porque los detalles importan
Las semillas que ayudan a los runners

Como deportistas, en la mayoría de ocasiones la clave hacia el éxito o la mejora está en “esas pequeñas cosas”. Cuidar los detalles es imprescindible, o al menos supone una ayuda interesante para quienes buscan el continuo progreso. Y aquí es donde entran en juego, tan pequeñas como a veces diminutas, las semillas. Uno no sabe cuántos beneficios son capaces de aportar hasta que comienza a probarlas. Por eso, hoy os traigo una selección de las mejores semillas para los deportistas.

1. Semillas de chía

Las semillas de chía proceden de la flor de la Salvia Hispánica, que crece en países como México, Bolivia, Guatemala o Argentina. Su sabor es muy similar al de la nuez y es la semilla ideal para todo deportista. Es una fuente importante de proteínas de fácil digestión (en torno al 20% de su composición), además de ser muy rica en fibra y en ácidos grasos omega-3 y 6. Sus propiedades se completan con una amplia variedad de aminoácidos así como de vitaminas y minerales, entre los que destacan el calcio y el potasio. También destaca por sus efectos como antioxidante, retrasando el envejecimiento celular. Por todo ello, estas semillas proporcionan al deportista un aporte de energía extra, especialmente relevante en atletas de resistencia, y ayuda a regular el tránsito intestinal gracias a su fibra soluble. Un diez para ellas.

Publicidad

2.Semillas de girasol

Las semillas (o pipas) de girasol son una auténtica bomba de minerales, como el calcio, magnesio o potasio. Tampoco se quedan atrás en cuanto al aporte de hierro, que unido al ácido fólico que contienen, suponen un aporte ideal para las mujeres deportistas, especialmente para las embarazadas. Asimismo, son un potente antioxidante que actúa contra los radicales libres, ya que proporciona un 76% de la cantidad diaria recomendada de Vitamina E y ácidos fenólicos, moléculas simples y de fácil absorción que trabajan contra el envejecimiento. 

3. Semillas de sésamo

Contienen una elevada cantidad de calcio, alrededor de 700 mg por cada 100 gramos. Por ello, estas semillas están especialmente indicadas para la práctica deportiva, ya que fortalecen y mantienen la salud ósea. También son recomendables para mujeres con menopausia y como forma de evitar la osteoporosis. Constituyen una fuente de proteínas y minerales, como el hierro, zinc, potasio, magnesio y fósforo.

4. Semillas de lino

Si tienes el colesterol alto, estas semillas te servirán de gran ayuda, pues poseen un alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados Omega 3 y 6, que además de controlar los niveles de colesterol previenen problemas de tipo circulatorio asociados al mismo. Estos ácidos grasos también favorecen la salud del corazón y del cerebro. Por otro lado, favorecen la digestión y regulan el tránsito intestinal debido a sus altas dosis de fibra (28 gramos por cada 100). También proporciona vitaminas como la E, B1, B2 y B6.

Publicidad

5. Semillas de amaranto

Son un pseudocereal extraído de la planta de amaranto, de la que se aprovechan tanto sus hojas como sus semillas. Se conoce a estas semillas como el “cereal hiperproteico”, ya que su nivel de proteínas oscila entre el 15 y el 20%. A su vez, supone una fuente esencial de carbohidratos y se caracteriza principalmente por contener lisina, un aminoácido esencial muy difícil de encontrar en cereales y que, entre otras funciones, ayuda a absorber el calcio y estimula la hormona de crecimiento.

No son las únicas

Este es un listado con mi “top 5” de semillas adecuadas para deportistas (y no deportistas también), pero como es lógico, no son las únicas. En cuanto a beneficios para la salud, también destacan las semillas de amapola, mijo, cáñamo o calabaza, entre otras.

¿Cómo incluirlas en la dieta?

Es mucho más sencillo de lo que parece incluirlas en nuestra rutina diaria de comidas. Por ejemplo, podemos echar semillas al yogur que tomamos para desayunar o incluso a las tostadas. También se puede verter a las cremas o purés y ensaladas, para dar un toque especial y saludable. Y aunque haya una amplia gama de semillas en el mercado, se venden paquetes con una mezcla de las mismas, para que aprovechemos al máximo los beneficios de todas. Sólo tienes que preguntar en tu hipermercado o herbolario de confianza.

Al alcance de todos (¡y del bolsillo también!) las semillas son uno de los complementos ideales para todo deportista. Porque en el deporte, como en la vida, son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. 

Publicidad
Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...