¿Qué es el Síndrome de la Boca Seca?

No te saltes sus síntomas a la ligera
Giuliano Fragola -
¿Qué es el Síndrome de la Boca Seca?
Síndrome de la Boca Seca

El Síndrome de Boca Seca es mucho más que notar una sequedad extrema en la boca al correr en estos calurosos días de verano… y no debemos dejarlo pasar, acude al dentista para descartar esta patología también llamada Xerostomía.

Es una alteración de la producción de saliva en las glándulas salivales y cuyo efecto es la disminución del volumen total de saliva en boca.

Esto lleva a una reducción en la capacidad de compensación de la presencia de ácidos de la cavidad oral a través del efecto tampón de la saliva y por tanto aumenta también el riesgo de sufrir erosión ácida, caries y lesiones mucosas.

Puede aparecer de manera aislada por patologías que afectan a las glándulas tales como el Síndrome de Sjögren, HIV, diabetes, asociado a tratamiento de procesos tumorales con radio o quimioterapia, administración de determinados fármacos como por ejemplo algunos antihipertensivos o antidepresivos, o lesiones neurológicas que afectan a nervios que envían señales a las glándulas de la cavidad oral para producir la saliva.

La saliva participa activamente en el proceso de la digestión de los alimentos como humectante y, en el arrastre de la comida hacia el esófago, neutralizando parcialmente los ácidos producidos por la masticación y degradación de los alimentos. La disminución en su producción tendrá consecuencias negativas sobre la  capacidad de autolimpieza, aumentando el riesgo de tener caries en los dientes e irritación en las encías, escozor y quemazón, pudiendo verse comprometido de un modo directo, el rendimiento en las actividades deportivas por una inadecuada ingestión de alimentos debido a esas sensaciones desagradables.

 

Una vez diagnosticado el Síndrome de Boca Seca, podemos poner en práctica algunas medidas que, si bien pueden no eliminar su causa, pueden mitigar o reducir sus efectos indeseables.

- Ingesta abundante de líquidos, preferentemente agua, que favorece la humectación de las mucosas; es recomendable una ingesta de 2 litros diarios.

- Hidratar las mucosas con determinados humectantes y/o estimulantes de la salivación ya sea en forma de geles, pastas dentales, colutorios y/o chicles específicamente formulados para esta patología.

Evitar alimentos muy ácidos, texturados, picantes, salados y pegajosos y sustituirlos por alimentos más fibrosos o que estimulen la salivación. Se aconseja tomar queso curado ya que estimula la salivación, y contiene fosfatos y caseína que protegen de la desmineralización dental.

Reducir el consumo de alcohol y tabaco ya que sobre todo este último tiene un efecto irritante térmico sobre las mucosas y favorece la adhesión de bacterias en la boca, aumentando el riesgo de caries y patología de la mucosa oral y el periodonto.

- Poner en práctica todas las medidas mencionadas en el anterior artículo sobre erosión ácida, ya que nos ayudaran a reducir la sensibilidad térmica y el riesgo de caries que aumenta como ya dijimos con el consumo de las bebidas isotónicas tan habitualmente consumidas por los deportistas.

En caso de notar una reducción en el volumen de saliva producido, tener sensación de ardor en las mucosas orales, boca pastosa, no olvide acudir a un profesional especializado para realizar un correcto diagnóstico diferencial y establecer el plan de tratamiento más adecuado para cada caso.

 

Giuliano Fragola

Director Médico

Estudio Dental Majadahonda

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...