Síntomas de que necesitas tomar más sal

Es bueno vigilar la ingesta de sodio, a menos que tengas alguna restricción médica
Markham Heid -
Síntomas de que necesitas tomar más sal
¡Más sal por favor!

Seamos claras sobre una cosa desde el principio: pocas de nosotras corremos el riesgo de quedarnos cortas en lo que respecta a nuestra ingesta de sal (sodio).

"La mayoría de las personas consumen cantidades adecuadas de sodio, si no mayores cantidades que la recomendación actual de 2.300 miligramos por día", afirma Joy Dubost, científico de alimentos y nutricionista. Hay excepciones, que abordaremos en un minuto.

Pero antes de hacerlo, Dubost recomienda que si te puedes aplicar a ti misma alguno de los escenarios de esta lista, o si estás pensando en aumentar tu consumo de sal por alguna otra razón, primero dedica una semana o dos a rastrear cuidadosamente tu ingesta de sodio. Y lo más importante, consúltalo con tu médico antes.

Dicho esto, ¿cuándo podría ser apropiado ingerir más sal? Te mostramos seis situaciones:

 

Estás entrenando o corriendo una maratón u otra carrera de larga distancia

Los atletas que practican ejercicio intenso durante períodos prolongados de tiempo, una hora o más, a veces pueden necesitar un refuerzo de sodio, dice Dubost.

"Puede producirse hiponatremia, que es una gota de sodio en la sangre que produce mareos, confusión, debilidad e incluso la muerte", explica. Si bien no es común, la hiponatremia puede ocurrir cuando las personas sudan mucho y toman mucho agua para rehidratarse, pero no reemplazan el sodio que su cuerpo elimina al sudar.

Si acabas de terminar un entreno extenuante, o si, durante una carrera larga, estás experimentando alguno de los síntomas que menciona Dubost, comer algunos alimentos salados puede ayudar a tu cuerpo a recuperarse.

 

Publicidad

Vives en un clima caluroso y húmedo

"Una vez más, la sudoración excesiva puede provocar una disminución del sodio", dice Dubost. Al igual que con el ejercicio intenso, la sudoración excesiva en algunos casos puede conducir a la hiponatremia, explica.

Si las condiciones climáticas hacen que estés sudando mucho y tienes dolores de cabeza, mareos o sed de locura, añade un poco de sal en todo lo que estés comiendo. Puede aliviar tus síntomas.

 

Publicidad

Padeces esta enfermedad renal

La nefropatía, que hace que pierdas sal, es una enfermedad renal que dificulta que tu cuerpo mantenga niveles adecuados de sodio, dice Lawrence Appel, portavoz de la American Heart Association y profesor de medicina en Johns Hopkins University Medical Institutions.

"Las personas con esta enfermedad pierden exceso de sodio en la orina y deben hacer un esfuerzo consciente para mantener sus niveles de sodio elevados", dice. Si no lo hacen, el resultado podría ser una vez más hiponatremia, que podría producir síntomas como mareos, dolores de cabeza, debilidad o fatiga.

 

Publicidad

Estás tomando medicamentos diuréticos

Varios medicamentos, en particular los diuréticos, pueden provocar desequilibrios minerales en el cuerpo al aumentar la producción de orina, dice Dubost.

Si bien es cierto que los diuréticos a menudo se recetan para personas con hipertensión, y también es cierto que consumir demasiada sal puede ser un riesgo para aquellos con niveles elevados de PA; hay ocasiones en que las personas que toman diuréticos necesitan consumir algo de sodio adicional para ayudar a equilibrar.

 

Publicidad

Eres anciana y tu mente es confusa

Las personas de la tercera edad, especialmente las de 80 años o más, pueden experimentar un impulso cerebral al aumentar su ingesta de sal, según un estudio publicado a principios de este año en el Journal of Nutrition, Health and Aging.

El equipo del estudio demostró que, en comparación con los ancianos con dietas bajas en sodio, aquellos que consumieron cantidades moderadas de sodio obtuvieron mejores resultados en algunas pruebas de funcionamiento cerebral. Es importante señalar que este estudio es preliminar. Entonces, aunque es posible que un poco de sodio adicional pueda beneficiar tu cerebro, no tes vuelva loca con el salero hasta que lo hayas consultado con tu médico.

 

Publicidad

Sufres el síndrome de Bartter

El síndrome de Bartter puede afectar la capacidad de tus riñones de procesar la sal que consumes. Básicamente, demasiado sodio es eliminado por la orina, y el cuerpo no es capaz de absorber lo suficiente, dice Appel.

ES un síndrome poco habitual y suele venir de anomalías genéticas. Los síntomas incluyen desde vómitos y sed excesiva hasta antojos intensos de sal. Una vez más, debes hablar con tu médico antes de aumentar el consumo de sal.

 

Publicidad
Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

Análisis con cifras y datos en busca de la hidratación perfecta para el corredor...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...