Cómo tu entrenamiento puede mejorar tu vida sexual

Estudio tras estudio ha confirmado los beneficios de salud física y mental del ejercicio para las mujeres, y eso también se extiende a parcelas más íntimas
Emily Shiffer -
Cómo tu entrenamiento puede mejorar tu vida sexual
Cómo tu entrenamiento puede mejorar tu vida sexual

Un estudio tras otro ha confirmado los beneficios del ejercicio físico para la salud física y mental, y también se extiende a ámbitos más íntimos. Según una nueva revisión publicada por la Sociedad Internacional de Medicina Sexual , seguir un plan de ejercicio regular puede mejorar casi todos los aspectos de la vida sexual de una mujer.

"La revisión confirmó que el ejercicio aumenta la excitación genital en las mujeres", dijo la autora de la revisión, la doctora Amelia M. Stanton, investigadora en el Laboratorio de Psicofisiología Sexual de la Universidad de Texas en Austin.

Esto se suma a los efectos sexuales indirectos del ejercicio que observan otros estudios, incluida la mejora de la función cardiovascular, el estado de ánimo y la imagen corporal.

Entonces, ¿cómo el ejercicio mejora tu vida sexual?

Hay diferentes explicaciones para los efectos físicos y los efectos mentales. Los investigadores creen que la activación del sistema nervioso simpático (SNS), es clave para la mejora de la excitación genital. En una serie de estudios Cindy Meston, directora del Laboratorio de Psicofisiología Sexual de la Universidad de Texas en Austin, y su equipo han determinado que el ejercicio moderado es la intensidad que funciona mejor para activar el SNS.

“La clave es la activación moderada del sistema nervioso simpático. Demasiado o demasiado poco no parece cambiar significativamente los niveles de excitación genital ", explicó Stanton. "Cuando la activación del SNS es demasiado alta, como en el ejercicio intenso, el flujo sanguíneo puede alejarse de la región genital para ayudar temporalmente a restaurar los músculos que trabajan".

Se ha demostrado que el ejercicio estimula una variedad de hormonas responsables de la excitación en las mujeres, como el estrógeno, el estradiol, la prolactina, la oxitocina y la testosterona.

Publicidad

Para maximizar los beneficios del ejercicio, los investigadores han descubierto que entrenar antes del sexo tiene el mayor impacto. "Existe evidencia que sugiere que el ejercicio inmediato antes de la actividad sexual puede ser más beneficioso para el deseo sexual que el ejercicio en general", dijo Stanton.

Específicamente, un estudio en la revisión hizo que las mujeres pedalearan en una bicicleta estática durante 20 minutos, seguidamente vieron una película erótica. Los investigadores marcaron la excitación genital en 5, 15 y 30 minutos después del ejercicio; y encontraron que la activación genital máxima ocurrió entre 15 y 30 minutos después de que dejaron de pedalear.

"En comparación con el ejercicio de baja y alta intensidad, el ejercicio de intensidad moderada antes de ver una película sexual condujo a los mayores aumentos en el flujo de sangre vaginal en relación con la línea de base", dijo Stanton.

Esos son solo los efectos físicos del ejercicio: los beneficios mentales también desempeñan un papel importante en el impulso sexual. Según la revisión, se ha demostrado que el ejercicio regular mejora la imagen corporal y el estado de ánimo, lo que puede ayudar a mejorar el deseo de las mujeres.

"Las mujeres que se sienten bien en general y se sienten bien con respecto a sus cuerpos pueden tener menos probabilidades de distraerse o desconectarse mentalmente durante la actividad sexual", dijo Stanton.

Publicidad

¿En cuanto a qué tipo de ejercicio, por ejemplo el entrenamiento con pesas versus el entrenamiento sin ellas, es más efectivo?

Si bien la revisión buscó responder a esta pregunta, los expertos aún están deliberando sobre una respuesta. Esto se debe a que la mayoría de los estudios que analizan la respuesta sexual al ejercicio tienden a usar una bicicleta estática, debido al diseño simple del estudio.

Por lo tanto, se necesita hacer más investigación para comparar la respuesta a diferentes tipos de ejercicio, y quizás para determinar si hay una duración o un número de series o repeticiones que produzcan los mayores beneficios.

Mientras tanto, también puedes usar las recomendaciones de Stanton para hacer que tu plan de entrenamiento sea positivo para tu vida sexual. "Nuestra sugerencia sería mantener el ejercicio a un nivel moderado, y cuanto más ejercicio se pueda hacer en el corto período de tiempo antes de tener actividad sexual, mejor", dijo Stanton.

Publicidad
Te recomendamos

El periodo de inscripción para la 5ª edición de esta marcha (4 de agosto, sobre 3 dis...

Nunca nadie corrió tan rápido 10 km con 55 años cumplidos como el campeón vitoriano h...

La velocidad del escolta y la potencia del ala pívot. Dos de nuestros grandes jugador...

Analizamos las Skechers GoRun Ride 7...

Más protección con la nueva tecnología DRYFLX de Buff®...

Con mejoras en el upper pero manteniendo su tradicional personalidad de rodadora...