¿Por qué se ponen las uñas negras?

No solo correr es la causa de las uñas negras de los pies.
Jenny McCoy -
¿Por qué se ponen las uñas negras?
Uñas negras

Muchos corredores están familiarizados, por no decir demasiado familiarizados, con las uñas negras en todas sus versiones: hematomas, ampollas o sangrado debajo de la uña por el roce y golpeteo continuo con el upper de la zapatilla, ya sea la parte superior de la zapatilla golpeando contra la uña o el dedo del pie golpeando en el extremo de la misma. Es más habitual en los maratonianos y en los corredores que entrenan a una alta intensidad. Algunos incluso lo ven como una insignia de honor con si las uñas negras fueran una señal de sufrimiento del entrenamiento bien hecho.

Pero la causa de todas las uñas negras de los pies no es solo correr. En ciertos casos, una uña negra implica una historia más oscura, más peligrosa. Aquí, dos pediatras explican la diferencia entre lo benigno y lo maligno. 

 

Publicidad

Traumatismo Repetitivo

La causa más común de las uñas negras, el traumatismo repetitivo, puede ser debido a la suma de kilómetros corriendo, o a la utilización de cualquier tipo de calzado mal ajustado. Si una uña negra surge poco después de un entrenamiento o después de un día con zapatos demasiado ajustados o flojos,  esta es probablemente la causa. 

El traumatismo repetitivo varía de leve (es decir, una pequeña e indolora decoloración negra y azul debajo de la uña), a graves (es decir, grandes ampollas sangrientas entre la uña y la piel), explica la Dra. Jacqueline Suter y portavoz de la American Podiatric Medical Association. En casos leves, no se necesita tratamiento y la uña negra simplemente crecerá.

En casos graves, las ampollas debajo de la uña pueden hacer que la uña se separe, parcial o totalmente, de la piel. Este proceso puede ser muy doloroso si el desprendimiento es solo parcial, advierte el Dr. Lori Weisenfeld, podólogo deportivo de la ciudad de Nueva York, explicando que una vez que la uña se separa completamente de la piel, está oficialmente muerta y nunca volverá a unirse. Lo bueno de esto: ya no es doloroso. La mala noticia: puede tardar mucho tiempo en crecer una uña nueva, alrededor de un año para las uñas grandes y de 3 a 6 meses para las uñas más pequeñas. En ciertos casos, una uña fresca puede comenzar a crecer bajo una uña vieja y muerta. Si hay un traumatismo repetitivo adicional, la nueva uña puede resultar herida y desprenderse también. Para evitar esto, Weisenfeld recomienda visitar a su médico que puede recortar o quitar completamente la uña muerta, lo que permitirá que la nueva sala de uñas crezca adecuadamente.

Si la piel que rodea tu uña ennegrecida está roja o inflamada debes visitar a un especialista. Esto puede ser un signo de una infección, dice Sutera,.

 

Publicidad

Hematoma

Dejar caer un objeto pesado, como una mancuerna, sobre tu pie puede hacer estallar los vasos sanguíneos debajo de la uña y hacer que la sangre se acumule debajo, explica Wiesenfeld. Es especialmente fácil de identificar, ya que aparecerá casi inmediatamente después del accidente. La acumulación de sangre causa una sensación dolorosa palpitante que se puede abordar pinchando una pequeña aguja a través de la uña para drenar la sangre, este procedimiento aliviará tanto la presión como el color oscuro debajo de la uña y siempre debe ser realizado por su médico, dice Sutera, ya que los intentos en casa son a menudo ineficaces y muy dolorosos.

 

Publicidad

Infecciones de hongos

Las infecciones por hongos, como el pie de atleta, pueden extenderse a las uñas de los pies y convertirlas en tonos de amarillo, azul, verde, marrón, morado y negro, explica Sutera. Esta gama en color es única para los hongos, al igual que la presencia de residuos debajo de la uña, como una sustancia blanca que además suele desprender mal olor.

Si crees que puedes tener una infección por hongos, ves al médico, podrá recortar y biopsiar una porción para confirmar el diagnóstico. Las opciones de tratamiento varían dependiendo de la gravedad de la infección, los casos leves a menudo se tratan con medicamentos tópicos, mientras que los hongos más agresivos requieren medicación oral o incluso tratamiento con láser.

 

Publicidad

Cáncer de piel

Aquí hay otra razón para usar protector solar: El melanoma, la forma más grave de cáncer de piel, puede crecer entre la uña y la piel y causar hiperpigmentación de la piel, explica Sutera. A menudo es un crecimiento lento y sin dolor, lo que hace que sea especialmente difícil de descubrir.

Un signo muy claro es que la decoloración se extiende más allá de la uña y en la cutícula, dice Weisenfeld. "Si no has tenido un traumatismo y tu uña está empezando a cambiar de color lentamente -especialmente si ese color va más allá de tu uña- debes acudir al médico", aconseja. El melanoma puede ser mortal pero es extremadamente raro.

 

Publicidad

Tono de piel

Ocasionalmente, la decoloración oscura de la uña es simplemente una cuestión de tono de la piel. Sutera ve esto con mayor frecuencia en pacientes de raza negra. "Hay piel debajo de las uñas de tus pies, y como la piel en cualquier parte de tu cuerpo, la pigmentación puede cambiar con el tiempo", explica.

A menudo, este tipo de decoloración es simétrica y se ve en varios dedos de los pies, por ejemplo. Otro signo revelador es la coloración similar debajo de tus uñas. Estos factores pueden ayudar a distinguir este tipo de uñas negras benignas de las más malignas, que suelen contener sólo una uña. Aun así, Sutera recomienda que cualquier cambio de color nuevo y habitual sea revisado por tu podólogo, sólo para estar seguro.

 

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Asics celebra el 25° aniversario de la querida y muy conocida GEL-KAYANO con algunos...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...