Alessandra Aguilar: “Cierro este ciclo totalmente en paz”

Una de las grandes maratonianas españolas se despide del maratón
Alessandra Aguilar -
Alessandra Aguilar: “Cierro este ciclo totalmente en paz”
Alessandra Aguilar: “Tras varios palos, nos habíamos reconciliado”

Hoy tenemos como invitada a una de las grandes maratonianas españolas, además de una gran especialista en cross; con una marca de 2h27:00 (Rotterdam 2011), el tercer mejor registro marca español de todos los tiempos, y seis marcas por debajo de 2h30, Alessandra Aguilar se despide del maratón de alta competición, y lo hace por la puerta grande, sin deudas pendientes como ella nos explica.

Trabajadora incansable, metódica y extremadamente profesional, así es esta gallega atleta gallega afincada en Madrid, discípula de Antonio Serrano, y a la que deseamos muchos kilómetros de felicidad.

Os dejamos con Alessandra Aguilar:

 

La temporada 2016 fue una temporada muy importante para todos los deportistas profesionales debido a la celebración de los JJOO Río 2016. Para mí, fue una preparación muy especial ya que en mi mente la Maratón Olímpica de Río 2016 se presentaba como la última a nivel profesional.

A pesar de la ilusión, el trabajo y todos los cuidados, las cosas no salieron como me hubieran gustado. En el 28km pierdo el conocimiento y caigo al suelo desfallecida, fue muy frustrante y triste ver como el sueño de cruzar la meta de mi tercera maratón olímpica, no se hacía realidad; y me llenaba de tristeza despedirme de esta prueba que tanto amo y que tanto me ha dado de esta manera.

 

Por eso, cuando la Maratón de Nagoya llamó a mi puerta, no dudé en decirles que sí. Hasta ese momento, no me había planteado volver a preparar una maratón, el palo recibido en Río fue complicado de superar. Nagoya se presentó como una oportunidad para hacer las paces con los 42.195metros.

 

Una maratón con tanta tradición, una maratón exclusiva para mujeres y, encima en Japón, la meca de la maratón.

Tenía claro que esta vez me iba a poner en línea de salida con un objetivo claro en mi mente: esta maratón iba a ser solo y exclusivamente por y para mí. Daba igual la marca, daba igual el ritmo, lo único importante era poder disfrutar de la prueba y cruzar la línea de meta. Con este objetivo en mente, las ganas e ilusión volvieron poquito a poco.

Disfruté muchísimo de la preparación y llegué a Nagoya con mucha ilusión y confianza. Contaros que correr una maratón en Japón es algo increíble, los japoneses adoran esta prueba y se vuelcan en ella. Para que veáis lo importante que es para ellos, en esta maratón únicamente femenina, fuimos 19.000 mujeres las que nos pusimos en línea de salida.

 

Ha sido una experiencia a nivel personal y profesional increíble. Creo que nunca he estado tan tranquila en una línea de salida; estaba feliz, disfrutando del ambiente y, sobre todo, sin la presión de una mínima, un récord, un puesto…

Al principio las sensaciones fueron raras, pero poco a poco me fui encontrando cada vez mejor. Las calles estaban llenas de gente animándonos y transmitiéndonos su calor.

Hubo momentos en la prueba en las que tenía que contenerme las lágrimas de la emoción. ¡Estaba disfrutando tantísimo! Me encontraba fenomenal, no estaba sufriendo, no me dolía nada y sabía que iba a cruzar esa línea de meta. Cuando la crucé tenía las emociones a flor de piel. ¡Salió como quería! Pude despedirme de ella como realmente deseaba. Tras varios palos, nos habíamos reconciliado.

De Nagoya me he vuelto con un recuerdo maravilloso que siempre me acompañará. Y, lo que para mí es muy importante, cierro este ciclo con la maratón sin ninguna espinita clavada, totalmente en paz.

 

Este adiós a la maratón, no quiere decir que sea un adiós al atletismo. De hecho, el 2 de abril corro la Media Maratón de Madrid. Simplemente, cambio objetivos, centrándome en el cross y carreras de asfalto de menor distancia. Tras 8 años maratonianos de alto nivel, mi mente y mi cuerpo necesita un pequeño respiro.

 

Me encanta ver que cada día somos más mujeres corriendo. Tenéis todo mi apoyo, me siento una más; y, si me lo permitís, os dejo tres consejos básicos que espero que os ayuden a disfrutar de este deporte tanto como yo disfruto con él.

1. Para las que estáis comenzando a correr, os recomiendo que empecéis andando y corriendo. Así no os costará tanto y podréis ver como vais evolucionando, algo que os dará muchísimo ánimo. Lo ideal sería salir a correr tres días por semana y una rutina que no te lleve más de 20-30’. Así no os costará sacar tiempo. Una manera de empezar puede ser: correr 2’ - andar 2’. Así hasta completar 20’. Poquito a poco, a medida que pasan las semanas y os vais encontrando cómodas, vais incrementado el tiempo de carrea; por ejemplo: correr 3’ - andar 2’.

 

2. No hay una receta mágica para todo el mundo. Cada persona llevará su propio progreso y lo que para una persona puede resultar muy fácil, para otra, es un mundo. Por eso es muy importante que os centréis en vuestro progreso, en vuestra mejoría. Disfrutar de este rato que tenéis para vosotras mismas.

 

3. Correr es importante, pero también es muy importante trabajar la fuerza y todo lo que es el trabajo de core y estirar. Ello nos ayudará a prevenir lesiones, dado que nuestra musculatura estará más fuerte y se recuperará mejor de los impactos que al correr. Y, al ganar fuerza, también notarás que mejoras antes, porque esa fuerza y estabilidad que te da tener un core fuerte, hará que correr más rápido te canse menos.

 

Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...