Kilómetros de diversión en la Palma Marathon Mallorca

El 45% de los participantes (sumando las tres distancias: 10k, medio maratón y maratón) fueron corredoras
Gema Pérez | Fotografía: Oriol Batista/Palma Marathon -
Kilómetros de diversión en la Palma Marathon Mallorca
Kilómetros de diversión en la Palma Marathon Mallorca

El pasado domingo 15 de octubre la decimocuarta edición de la Palma Marathon Mallorca (PMM) congregó a casi 10.000 corredores –un 15% más que hace un año– en torno a la Catedral de la capital mallorquina, punto de inicio y de llegada de las tres pruebas que acogía la cita runner más importante de la isla: maratón, media maratón y 10 kilómetros.

Y es que el maratón de Palma, que este año se llevaron el mallorquín Tòfol Castanyer y la madrileña Rosaura Casado, es otra cosa. Una carrera especial por diversos motivos. Para empezar, un año más, por su clara proyección internacional: acudieron atletas procedentes de más de 40 países diferentes. Los más numerosos volvieron a ser los corredores alemanes, quienes acapararon el 36% de las inscripciones, seguidos por españoles (19%), británicos (18%) y suecos (6%).

 

Publicidad

Pero si algo hace peculiar al maratón de Palma es su alta participación femenina. Casi la mitad de las inscripciones (45%, sumando las tres distancias, 10 km, medio maratón y  maratón) correspondieron a corredoras. Un dato que consolida el PMM como la prueba con mayor participación femenina de España. “Un impulso hacia la igualdad”, en palabras de Susana Moll, teniente de alcalde del Área de Educación y Deportes del Ajuntament de Palma.

Por si fuera poco, la edición 2017 disputada el pasado domingo acogió el Campeonato de España de Veteranos de maratón y, por ello, a algunos los más destacados fondistas españoles con más de 35 años. De hecho, tal y como confirmó David Thompson, director del Palma Marathon Mallorca, gracias a los buenos datos de participación (especialmente femenina) y al recorrido oficialmente homologado, la Federación Española de Atletismo ha seleccionado la prueba como sede nacional.

 

Publicidad

Fueron precisamente dos veteranos, el mallorquín Tòfol Castanyer y la madrileña Rosaura Casado, quienes subieron a lo más alto del cajón de esta décimo cuarta edición del Palma Marathon 2017. Victoria y medalla de campeones de España en dicha categoría.

El recorrido no es un caramelo, precisamente. Se trata de un circuito exigente, que tras una primera parte que recorre (ida y vuelta) el arco de la hermosa bahía de Palma, se adentra después por las callejuelas del emblemático centro histórico. Giros cerrados, repechos y bajadas. Castanyer, natural del cercano pueblo de Sóller, al norte de la isla, y habitual en los últimos años de carreras por montaña y pruebas de ultrafondo, retomó sus años de fondista y corredor de pista para dominar a placer sobre el asfalto mallorquín y plantarse en solitario en la línea de llegada con un crono de 2h: 31:19. Rosaura Casado hizo lo propio con un tiempo de 2h: 57: 13.

 

Publicidad

No solo ‘running’

Más allá de tiempos y clasificaciones, el maratón de Palma propone algo más que una atractiva carrera, con el Mediterráneo de fondo, durante la mañana del domingo. Su tradicional carácter amateur, en el que la media maratón es la distancia con más tirón (53% de los inscritos), seguida por los 10 kilómetros y el maratón (30% y 17%, respectivamente), invita a corredores y acompañantes a disfrutar de un fin de semana completo y tranquilo en la isla balear. Se trata de una cita tanto deportiva como familiar, gracias especialmente al trabajo de la organización.

Por ejemplo, dedicando la tarde del sábado a los más pequeños con la CaixaBank Palma Kids Run, una divertidísima carrera gratuita en la que más de mil niños se calzaron sus zapatillas, y cuyo objetivo principal es fomentar los valores del deporte entre los más jóvenes.

 

Publicidad

Además, durante el fin de semana se despliega un abanico de guiños y propuestas de ocio para participantes y acompañantes, como la ruta guiada ‘Palma Monumental’, dirigida a conocer y disfrutar del patrimonio cultural de la capital mallorquina, o una visita a la Fundación Pilar i Joan Miró, que incluye la posibilidad de entrar a los talleres originales donde trabajó el célebre artista catalán. 

Y como hay que pasarlo (y alimentarse) bien, nada como la Pasta Party que se celebra el día anterior a la carrera, momento de encuentro entre corredores y, por qué no, acompañantes y familiares, disfrutando de una comida todos juntos.

La Palma Marathon Mallorca es una carrera pero, sobre todo, es una fiesta. A lo largo del recorrido los corredores disfrutan de diversos puntos de animación con DJs, conciertos, actuaciones sobre el bus turístico “City Sightseeing”, batucadas… En definitiva, momentos para cargar las pilas, sonreír y soñar, una vez más, con el paso por el arco de meta.

Publicidad
Te recomendamos

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...