Probamos la nueva Adidas UltraBOOST X

Analizamos la nueva zapatilla Adidas, exclusiva de mujer, recorriendo la ciudad de las 20 colinas.
Nerea Ruano -
Probamos la nueva Adidas UltraBOOST X
San Francisco a golpe de zapatilla

¡100 pares de zapatillas Adidas UltraBOOST X tomaron la ciudad de San Francisco al igual que lo hicieran los colonos españoles hace 241 años!

Todas ellas calzadas por pies de mujeres que corren procedentes del todo el mundo: periodistas deportivas, influencers, deportistas, amantes de la vida sana y el running… ¡y entre ellas, yo, representando a Runner’s World Woman para contároslo!

 

Fueron dos días intensos exprimiendo la ciudad y, a pesar de que la lluvia no nos abandonó, cada segundo fue inmortalizado en nuestras retinas y en nuestros teléfonos, ¡no vamos a negarlo!

Recorrimos a golpe de zapatilla diferentes zonas de la ciudad como Lombard Street conocida como la calle más sinuosa de EEUU, 8 curvas en un mismo trazado y 27% de pendiente; hicimos ejercicios de técnica de carrera en la pista de atletismo Kezar Stadium donde volví a mis orígenes; sudamos la gota gorda en una mega clase de HIIT amenizada por la DJ Hannah Bronfman y la guinda del pastel, atravesamos los casi 3 kilómetros del Golden Gate corriendo a más de 200 metros de altura.

Las sensaciones de cada kilómetro disfrutado probando esta nueva zapatilla diseñada, en exclusiva, para mujeres fueron muy buenas.

Nada más ver estas UltraBOOST X lo que más llama la atención es su arco plantar al aire, “despegado” de la suela. Al entrevistar a Angus Wardlaw, diseñador de producto de Adidas, nos comentó que se debe a dos motivos principales: el primero está basado en las investigaciones que durante años se han llevado a cabo mujeres corredoras, comprobaron que el pie de cada una es diferente, por lo que necesitaban hacer una zapatilla que se adecuara a la mayoría de nosotras; y tengamos un arco alto o bajo, pie estrecho o ancho, esta zona siempre se adaptará a nuestro pie. La segunda razón es que cuando se corre, el pie se mueve, se expande y se contrae y la clave de esta tecnología permite que la zapatilla se mueva con el pie.

Todo un símil con la ciudad de San Francisco donde se mezcla tradición y modernidad, desde rascacielos a las casas Victorianas e irregular morfología al estar asentada sobre 20 colinas.

 

El resultado es una zapatilla extremadamente cómoda, ligera, con muy buena sujeción especialmente en la zona del empeine y gran amortiguación. Una protección del talón muy mejorada con respecto al modelo anterior y ágil reactividad para tus kilómetros más vivos.

Su precio de venta recomendado es de 180€.

 

Y es que nos encanta que las marcas deportivas empleen tiempo y recursos en la investigación de nuestras necesidades particulares, y Jennifer Thomas, directora de producto de la marca, nos confesó que seguirán trabajando con toda su energía en ello.

 

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Ricochet y Bedlam se unen a la familia ...

Así es la nueva Storm Viper de Joma: una zapatilla para hacer kilómetros en carretera...

Más ajuste, más estabilidad y más amortiguación sin añadir peso. Así es lo nuevo de S...